Exclusivo para suscriptores

/ Artículo informativo

| Informativo

Cuando la Duquesa de Kent y su hija visitaron Lima, pero vieron frustrado su viaje al Cusco

Era la última semana de febrero de 1959 y la capital peruana recibió en el aeropuerto de Limatambo a la Realeza Británica por partida doble. Fue uno de los hechos más glamurosos que marcaron esos revoltosos años 50.

Momento clave en que la Duquesa de Kent es recibida por el jefe de la Casa Miliar de Palacio de Gobierno y por el canciller Raúl Porras Barrenechea. Detrás de la duquesa, avanza la princesa Alejandra. Era una soleada mañana ese sábado 21 de febrero de 1959. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Momento clave en que la Duquesa de Kent es recibida por el jefe de la Casa Miliar de Palacio de Gobierno y por el canciller Raúl Porras Barrenechea. Detrás de la duquesa, avanza la princesa Alejandra. Era una soleada mañana ese sábado 21 de febrero de 1959. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Carlos Batalla

Las diez de la mañana fue la hora más esperada del sábado 21 de febrero de 1959. En ese momento arribaba a Lima el avión real a cuatro motores “Bristol Britannia”, de la línea inglesa British Overseas Airways Corporation (BOAC), que trajo desde México (con escala en Panamá) a Su Alteza Real (SAR) la Duquesa de Kent, Marina, y a su hija, la princesa Alejandra de Kent. Era una gira de “buena voluntad” por cuatro países latinoamericanos: Perú era el segundo país, Chile sería el tercero y Brasil el cuarto, desde donde retornarían a Inglaterra.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TAGS

CARGANDO SIGUIENTE...