/ Artículo informativo

La lampa de Acción Popular y sus vicisitudes en campañas electorales: historia de un símbolo con idas y vueltas

Desde 1980, el partido Acción Popular, fundado por Fernando Belaunde Terry, eligió como símbolo electoral la imagen de una lampa. Pero en 41 años de idas y venidas, el partido usó este emblema y otras veces lo olvidó.

Lima, 24 de agosto de 1966. 

El presidente Fernando Belaunde Terry supervisa las obras en la Vía Expresa de Paseo de la República. En la imagen, el alcalde de Lima, Luis Bedoya Reyes (Democracia Cristiana), socio político del líder acciopopulista. En todo trabajo de campo, urbano o rural, aparecía la lampa como objeto de apoyo crucial. Belaunde empezó a entender la simbología de ese instrumento en esos años 60; por eso, en 1980 decidió que fuera el emblema electoral de su partido. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Lima, 24 de agosto de 1966. El presidente Fernando Belaunde Terry supervisa las obras en la Vía Expresa de Paseo de la República. En la imagen, el alcalde de Lima, Luis Bedoya Reyes (Democracia Cristiana), socio político del líder acciopopulista. En todo trabajo de campo, urbano o rural, aparecía la lampa como objeto de apoyo crucial. Belaunde empezó a entender la simbología de ese instrumento en esos años 60; por eso, en 1980 decidió que fuera el emblema electoral de su partido. (Foto: GEC Archivo Histórico) / EL COMERCIO
Carlos Batalla

Luego de fundar el Frente Nacional de Juventudes Democráticas, , sabedor de su sospechosa derrota en las elecciones presidenciales de 1956 (las que ganó Manuel Prado), decidió fundar junto con sus más allegados y fieles adeptos, el partido político Acción Popular (AP), el sábado 7 de julio de 1956. Esa noche, Belaunde dio un discurso para la historia, denunciando los atropellos en esos complicados comicios electorales. Acabó su intervención fundacional con el nombre del nuevo partido: “Acción Popular”, repetido como un estribillo vibrante. Y es que, exclamaba, por acción del pueblo es que el Perú había logrado sus grandes obras, proezas y avances como una cultura ancestral, creativa y luchadora.

El “Perú como doctrina”, el lema que hizo famoso FBT y que representó la base ideológica de su partido político, pudo concretarse en un programa durante su primer gobierno (1963-1968). Se trataba de “Cooperación Popular”, un plan de trabajo mancomunado entre el Estado y el pueblo organizado para intervenir en el propio progreso de sus localidades.

MIRA TAMBIÉN | Fernando Belaunde: cuando el líder histórico de Acción Popular se enfrentó a duelo en 1957

La antigua minka volvía desde el pasado incaico para convertirse en el motor del presente cambio. Eso era lo que ambicionaba el gobierno de Belaunde. Para ello se necesitaban una real capacitación, una mano de obra solidaria y también instrumentos de trabajo básicos en el campo o la ciudad. Uno de esos instrumentos elementales era la lampa. Ésta y los otros objetos de trabajo se hicieron cotidianos incluso en las inmediaciones de Palacio de Gobierno durante ese primer gobierno belaundista.

Lima, 3 de marzo de 1961. 

Mitin de Acción Popular en la plaza San Martín. En la imagen, el arquitecto Fernando Belaunde Terry convocando masas, inspirándose en el "Perú como doctrina". En esa campaña para su primer gobierno ya pensaba en la "Cooperación Popular" como eje de ejecución de obras en bien de la comunidad. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Lima, 3 de marzo de 1961. Mitin de Acción Popular en la plaza San Martín. En la imagen, el arquitecto Fernando Belaunde Terry convocando masas, inspirándose en el "Perú como doctrina". En esa campaña para su primer gobierno ya pensaba en la "Cooperación Popular" como eje de ejecución de obras en bien de la comunidad. (Foto: GEC Archivo Histórico) / EL COMERCIO

En ese marco, la lampa de Acción Popular empezó como la lampa de la “Cooperación Popular”. Y hubiera sido, sin duda, un elemento simbólico y trascendental para el partido en los años 70 sino fuera por el golpe militar que recibió el gobierno de Belaunde en octubre de 1968.

LA LAMPA COMO SÍMBOLO ELECTORAL DESDE LOS AÑOS 80

Pero la democracia retornó en 1980, junto con elecciones presidenciales y parlamentarias ese mismo año. Fue allí que, por primera vez, los candidatos pudieron ver no solo el nombre de sus partidos en la cédula de sufragio, sino también (novedad total) el símbolo o emblema con el que se les iba a identificar.

De esta forma, el partido Acción Popular, cuyo líder máximo continuaba siendo Fernando Belaunde Terry, presentaría sin duda la lampa como su emblema electoral. La lampa estaba colocada en la gráfica en un fondo blanco y rojo en forma oblicua, vinculándose así con un anhelo de peruanidad.

La decisión final de que ese símbolo sea el de AP surgió de una comunicación entre el propio Belaunde y otro líder acciopopulista. Se trató de . En una breve entrevista para El Comercio, el 14 de noviembre de 2010, el mismo Alva, entonces presidente del partido del Paseo Colón, contó la anécdota:

Lima, 14 de abril de 1966. 

Javier Alva Orlandini era entonces parlamentario y participaba en debates y pugnas contra la oposición APRA-UNO. En pleno gobierno acciopopulista, el programa de "Cooperación Popular" ya estaba en marcha, y allí destacaría un instrumento, entre otros, que era la lampa, fuerte y dúctil a la vez. Esa imagen era imborrable para los líderes de AP.  (Foto: GEC Archivo Histórico)
Lima, 14 de abril de 1966. Javier Alva Orlandini era entonces parlamentario y participaba en debates y pugnas contra la oposición APRA-UNO. En pleno gobierno acciopopulista, el programa de "Cooperación Popular" ya estaba en marcha, y allí destacaría un instrumento, entre otros, que era la lampa, fuerte y dúctil a la vez. Esa imagen era imborrable para los líderes de AP. (Foto: GEC Archivo Histórico)

Yo era personero ante el Jurado Nacional de Elecciones cuando se tuvo que cumplir con la formalidad de establecer el símbolo. Llamé a Belaunde, que se encontraba en EE.UU., y le dije que, de acuerdo con la historia del partido, la lampa me parecía lo más adecuado. ‘¡Por supuesto!’, contestó. Mi hermano Miguel hizo el diseño con un fondo rojo, blanco y rojo inclinado, ya que por ley no podíamos usar la bandera al ser un símbolo patrio”, explicó en esa ocasión.

Con la lampa, pues, FBT ganó por segunda vez la presidencia de la República en 1980. Obtuvo el 46% de los votos por sobre el segundo puesto, el APRA, que con Armando Villanueva y la estrella como símbolo solo llegó al 27%. Entre otros símbolos esa vez hubo desde un puño cerrado (PRT) hasta un choclo (Focep).

En 1985, con la lampa y Alva Orlandini a la cabeza, Acción Popular pagó caro su complicado gobierno, con crisis económica, terrorismo y desastres naturales. En cambio, en 1990 no hubo lampa a la vista, ya que Acción Popular formó junto con el PPC y el Movimiento Libertad, integraron el Frente Democrático (Fredemo), liderado por el escritor Mario Vargas Llosa. El símbolo del conglomerado fue una escalera roja en fondo blanco.

Lima, década de 1960. 

En la imagen, partidarios de Acción Popular marchan con la lampa como símbolo, entre ellos el doctor Francisco Miró Quesada Cantuarias, quien fue uno de los intelectuales que le dio vigor teórico y filosófico a la ideología del partido de FBT. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Lima, década de 1960. En la imagen, partidarios de Acción Popular marchan con la lampa como símbolo, entre ellos el doctor Francisco Miró Quesada Cantuarias, quien fue uno de los intelectuales que le dio vigor teórico y filosófico a la ideología del partido de FBT. (Foto: GEC Archivo Histórico) / EL COMERCIO

La derrota del Fredemo fue también de Acción Popular. Pero la lampa seguía esperando su momento. La crisis de los partidos políticos tradicionales (un término acuñado por el vencedor de 1990, el ingeniero Alberto Fujimori) llevó, a la vez, a una deslegitimación de los símbolos que los representaban. Nadie quería ver por esos años a la estrella aprista y tampoco a la lampa acciopopulista.

En ese contexto se dieron las elecciones municipales de 1993, en las que fue reelecto el alcalde Ricardo Belmont por el Movimiento Obras. En ese proceso electoral, Acción Popular fue con sus propios postulantes. Para la alcaldía de Lima fue designado el sobrino del arquitecto Belaunde, Raúl Diez Canseco Terry.

MIRA TAMBIÉN | Elecciones 2020: El arrastre de la vieja lampa de Acción Popular

El ex presidente Belaunde estaba seguro de que había sido un error no haber ido a las elecciones de 1990 con su propio símbolo y partido. Así lo aseguró en una entrevista para el diario decano, publicada el 4 de abril de 1992: “Iremos bajo nuestros propios símbolos (la lampa), una sola bandera y un sólo lema, porque fue un tremendo error no utilizar la lampa en las pasadas elecciones generales”, manifestó.

Lima, 24 de agosto de 1966. 

La obra de la Vía Expresa, en tiempos de la alcaldía de Bedoya, recibió todo el apoyo del gobierno de Belaunde. El trabajo coordinado por "Cooperación Popular" funcionó en Lima como en provincias. (Foto: GEC Archivo Histórico).
Lima, 24 de agosto de 1966. La obra de la Vía Expresa, en tiempos de la alcaldía de Bedoya, recibió todo el apoyo del gobierno de Belaunde. El trabajo coordinado por "Cooperación Popular" funcionó en Lima como en provincias. (Foto: GEC Archivo Histórico). / EL COMERCIO

1993: CUANDO UN CORAZÓN QUISO CAMBIAR A LA LAMPA

Durante la campaña electoral municipal, que empezó a ponerse caliente recién en diciembre de 1992, pues las elecciones serían excepcionalmente el 29 de enero de 1993, , empezó a hacer campaña con un símbolo distinto a la conocida lampa. Diez Canseco prefería un corazón.

Tanto fue el alboroto, que el 26 de diciembre de 1992, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), mediante la resolución 228-92-JNE, estableció que el uso del símbolo consistente en un `corazón’ correspondía únicamente al Movimiento Independiente de Bienestar Nacional. Así se impidió que el candidato acciopopulista Raúl Diez Canseco siguiera usando en su campaña el mencionado símbolo.

Tal movimiento independiente ya había obtenido la autorización del JNE, el 9 de diciembre de ese mismo año, para usar el símbolo del `corazón’ en aquel proceso electoral municipal. Acción Popular, por su parte, como partido político, nunca había renunciado a la lampa como símbolo electoral; es más, era el símbolo acreditado oficialmente ante el JNE. El asunto no pasó más allá de una ocurrencia del candidato y su entorno. Por lo demás, de acuerdo a la ley electoral estaba impedido de usar dos símbolos.

No ha habido presentación de candidatos a nivel nacional de Acción Popular a lo largo de estos 41 años (1980-2021), donde no haya estado presente la lampa como emblema político-partidario. Aunque muchas veces fuese dejado de lado cuando las alianzas electorales se imponían.  (Foto: GEC El Comercio)
No ha habido presentación de candidatos a nivel nacional de Acción Popular a lo largo de estos 41 años (1980-2021), donde no haya estado presente la lampa como emblema político-partidario. Aunque muchas veces fuese dejado de lado cuando las alianzas electorales se imponían. (Foto: GEC El Comercio) / EDUARDO BARREDA TODCO

En esas elecciones, el partido de la lampa estuvo presente en todo el país, en cada departamento; y en Lima, en cada distrito, pero no le fue bien, pese al respaldo de su líder histórico, el arquitecto Belaunde, quien en un artículo publicado en El Comercio, previo a las elecciones, había recordado que parte de la historia de su partido siempre estuvo cerca del pueblo, desde aquel cabildo electoral en Pacaritambo, Cusco, que el presidió el 4 de agosto de 1963.

MIRA TAMBIÉN: Francisco Belaunde Terry en el recuerdo de los peruanos

La lampa fue, entonces, el símbolo que FBT reivindicó y que iba más allá de cualquier proceso electoral. Esto lo recordaba , cuando en una nota en el diario decano, del 7 de diciembre de 1997, señaló que la lampa estaba hasta en las grandes obras públicas hechas por el segundo belaundismo: “La gran represa de ‘Gallito Ciego’ fue concebida y ejecutada en un 85 % por el régimen de Belaunde, pero fue inaugurada por el presidente García. La autoría de la misma se ha perennizado en la propia obra (…), porque el vertedero de la represa tiene la forma de una gigantesca lampa, símbolo de Acción Popular”.

2006, 2011: OTRA VEZ SIN LA LAMPA

Para las elecciones presidenciales del 2006 (esas en las que ganó el APRA), Acción Popular tenía a un líder con el suficiente carisma y capacidad para la victoria. Era Valentín Paniagua, expresidente de la República, en la época de la transición, un periodo difícil del país: entre fines del 2000 y julio del 2001.

Lima, 14 de octubre de 2015.  

Uno de los acciopopulistas históricos como es Víctor Andrés García  Belaunde (Vitocho) defendió muchas veces el uso de la lampa como símbolo electoral en cualquier participación de su partido en elecciones. Sin embargo, las alianzas y componendas con otras agrupaciones políticas tuvieron como consecuencias dejar en una esquina solitaria a la "lampa decisiva", como la calificaba FBT. (Foto: Alonso Chero/GEC El Comercio).
Lima, 14 de octubre de 2015. Uno de los acciopopulistas históricos como es Víctor Andrés García Belaunde (Vitocho) defendió muchas veces el uso de la lampa como símbolo electoral en cualquier participación de su partido en elecciones. Sin embargo, las alianzas y componendas con otras agrupaciones políticas tuvieron como consecuencias dejar en una esquina solitaria a la "lampa decisiva", como la calificaba FBT. (Foto: Alonso Chero/GEC El Comercio). / ALONSO CHERO

Por algún motivo, el partido de la lampa buscó hacer un frente. El Frente de Centro se llamó y, para no entrar en discusión con sus aliados Somos Perú y la Coordinadora Nacional de Independientes (CNI), tomó como símbolo una V en rojo, de Valentín o Victoria, no se supo, en un fondo blanco. Esa V mandó a la banca a la histórica lampa.

Como se sabe, tal frente no pudo pasar a la segunda vuelta, a la que accedieron Ollanta Humala y Alan García. Y desde antes de las elecciones hubo gente en Acción Popular que no estaba de acuerdo con cambiar el conocido símbolo por una letra. “¡Fue un gravísimo error!”, reconoció años después (2010) el entonces congresista Víctor Andrés García Belaunde, quien añadió que la idea era llevar un corazón con la lampa al medio (otra vez el corazón cerca). Valentín Paniagua apenas alcanzó el 5%.

MIRA TAMBIÉN: “Con lo que llegué a Palacio me fui”: Fernando Belaunde y la entrevista en la que analizó el poder político

Curiosamente, para las elecciones ediles de octubre de 2010, los símbolos tradicionales sufrieron un revés por su poca recordación. A mes y medio de los comicios, a fines de agosto de 2010, una encuesta de Ipsos Apoyo advirtió de esa situación. Un representante de la encuestadora indicó que “no todas las marcas históricas son recordadas. Por ejemplo, solo el 6% de los encuestados conoce el símbolo de Gonzalo Alegría (lampa de Acción Popular)”.

Lima, 4 de octubre de 2018. 

El candidatura de Acción Popular a la alcaldía de Lima en el 2018 es la última victoria política del partido de la lampa. Representado por el ex alcalde de Miraflores, Jorge Muñoz, lograron conseguir duramente los votos de Lima. La ciudad pareció haber votado en esa ocasión más que por un candidato, por un partido o por un símbolo. La lampa no se olvida fácilmente, parecía ser el mensaje. (Foto: GEC El Comercio)
Lima, 4 de octubre de 2018. El candidatura de Acción Popular a la alcaldía de Lima en el 2018 es la última victoria política del partido de la lampa. Representado por el ex alcalde de Miraflores, Jorge Muñoz, lograron conseguir duramente los votos de Lima. La ciudad pareció haber votado en esa ocasión más que por un candidato, por un partido o por un símbolo. La lampa no se olvida fácilmente, parecía ser el mensaje. (Foto: GEC El Comercio) / ANTHONY NINO DE GUZMAN

Y en las elecciones presidenciales del 2011 (las que ganó Humala), Acción Popular y su lampa volvieron a desaparecer, pues se volcaron a tener otra alianza electoral, aunque ya no a la cabeza como lo hizo Paniagua, sino en segunda fila, y más atrás Somos Perú: fue la Alianza Perú Posible, cuyo líder Alejandro Toledo postuló sin ningún éxito. La T y la chakana se impusieron a la lampa en la designación del símbolo.

Con las lecciones aprendidas, el partido fundado en 1956 por el arquitecto Fernando Belaunde Terry optó por volver a sus fuentes y ser fieles a su símbolo histórico, la “lampa decisiva”, como le decía Belaunde, tanto en las elecciones presidenciales del 2016 (candidato Alfredo Barnechea, perdió) como en las elecciones ediles del 2018 (candidato , ganó).

Este 2021 vuelve al ruedo electoral una lampa con historia, pero también con olvidos y maltratos.

VIDEO RECOMENDADO

Simulacro Ipsos El Comercio
El Comercio presentó el primer simulacro de votación realizado por Ipsos Perú de cara a las elecciones generales del 11 de abril.

TE PUEDE INTERESAR:

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TAGS

CARGANDO SIGUIENTE...