/ Artículo informativo

Repaso por los marcadores izquierdos históricos de Perú, antes de Trauco y López

Ambos defensas son dos excelentes marcadores izquierdos con los que cuenta nuestra selección nacional. Pero sus antecesores conforman una larga lista.

Miguel Trauco superando al francés Mbappe durante el Mundial Rusia 2018. (Foto: GEC)
Miguel Trauco superando al francés Mbappe durante el Mundial Rusia 2018. (Foto: GEC)
Miguel García

Antes de Marcos López y Miguel Trauco varios fueron los dueños de este difícil puesto.

Si echamos una miradita hacia atrás comprobaremos que ha sido, casi siempre, un puesto difícil de cubrir.

Podemos retroceder hasta nuestra selección de 1930 para descubrir quién fue en aquella oncena el “half izquierdo”, histórica denominación del actual marcador izquierdo.

Nicolás Fuentes formó la gran defensa peruana que jugó en el Mundial de México. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Nicolás Fuentes formó la gran defensa peruana que jugó en el Mundial de México. (Foto: GEC Archivo Histórico)

En ese equipo jugaron tanto Domingo García del Alianza Lima (Perú-Rumania) como el “crema” Eduardo Astengo (Perú-Uruguay).

En 1970 tuvimos al mollendino Nicolás Fuentes. En apariencia un jugador frágil. En la realidad, un muro. Así lo comprobó el gran puntero derecho Jairzinho de la “verdeamarela”.

Fuentes era preciso como un reloj suizo. Tranquilo como un cirujano. Técnico para salir jugando. No se complicaba ni se dejaba complicar. Empezó su carrera jugando en el Sport Boys y se retiró con la camiseta del Sporting Cristal. Pero alcanzó la cumbre de su carrera con Universitario y la blanquirroja.

En 1978 el titular fue Rubén Díaz. Otro estilo. Otra filosofía. El “panadero”, como se le conoce hasta hoy, no perdía el tiempo en finezas. No era exquisito. Marcaba su territorio e imponía su autoridad. Aplicaba la fuerza y “raspaba” al rival como carta de presentación. Los delanteros sufrían para superarlo. Lo que sucedía pocas veces.

Rubén "Panadero" Díaz jugó en dos mundiales, Argentina 1978 y España 1982. En este último torneo se desempeñó como defensa central y marcó un gol contra Italia. (Foto: GEC Archivo Histórico)
Rubén "Panadero" Díaz jugó en dos mundiales, Argentina 1978 y España 1982. En este último torneo se desempeñó como defensa central y marcó un gol contra Italia. (Foto: GEC Archivo Histórico)

En 1981 Roberto Rojas, llamado con cariño “Cucurucho”, se adueñó del puesto. Admirado por unos, cuestionado por otros. Lo que era indiscutible era su velocidad. Nadie lo desbordaba en el pique largo. Su limitación era la proyección. Por una lesión se perdió el Mundial de España 1982.

Entrando a la década de los noventa, apareció Percy Olivares, que jugó en las eliminatorias del Mundial Corea-Japón 2002. Cuando se lanzaba al ataque era inalcanzable, aunque no culminaba esos desbordes con contundencia. Brilló en el Sporting Cristal.

Percy Olivares disputa el balón contra un jugador uruguayo durante un partido jugado el 26 de abril de 2000 por las eliminatorias al Mundial Corea-Japón 2002. (Foto: GEC)
Percy Olivares disputa el balón contra un jugador uruguayo durante un partido jugado el 26 de abril de 2000 por las eliminatorias al Mundial Corea-Japón 2002. (Foto: GEC)

Para las eliminatoria del 2006 fue Walter Vílchez quien se tuvo que acomodar a ese puesto.

En las clasificatorias del 2010 el puesto tuvo otro dueño: Juan Manuel Vargas. De fuerte disparo de media distancia, Vargas destacaba por su potencia en la proyección. Convirtió esta virtud en una proeza durante el recordado gol de empate ante Argentina, que anotó Johan Fano.

Juan Manuel fue mucho más que esa jugada. Pero a la historia pasará como el protagonista de esa corrida imparable.

Juan Manuel Vargas en su gran corrida previa al gol contra Argentina en el 2008. (Foto: GEC)
Juan Manuel Vargas en su gran corrida previa al gol contra Argentina en el 2008. (Foto: GEC)

Luego alternaron en el puesto Jair Céspedes, Yoshimar Yotún e incluso Aldo Corzo, de manera provisional.

Hasta que surgió Miguel Trauco, quien recibió la confianza de Ricardo Gareca y se transformó en un puntal del equipo que nos llevó al Mundial de Rusia 2018.

Seguro en la marca y atildado en la proyección, más un pase largo letal, lo convirtieron en un arma defensiva y ofensiva, al mismo tiempo.

Yoshimar Yotún cumplió un buen papel como marcador de punta izquierda hasta que fue ubicado como volante, donde ha lucido sus cualidades técnicas en la marca y en la creación. (Foto: GEC)
Yoshimar Yotún cumplió un buen papel como marcador de punta izquierda hasta que fue ubicado como volante, donde ha lucido sus cualidades técnicas en la marca y en la creación. (Foto: GEC)

Hoy, la grata confirmación es Marcos López, quien ha demostrado que la camiseta no le pesa. En este momento Gareca tiene la extraña fortuna de contar con dos excelentes jugadores en ese puesto.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TAGS

CARGANDO SIGUIENTE...