La playa es el lugar perfecto para disfrutar con nuestros amigos en verano, pero siempre hay que cuidar nuestra piel de los rayos solares.
La playa es el lugar perfecto para disfrutar con nuestros amigos en verano, pero siempre hay que cuidar nuestra piel de los rayos solares.
/ archivo
Redacción EC

Se acerca el verano y muchas mujeres están preparándose para tener días calurosos de playa, donde se lucirá tu cuerpo en ropa de baño. Para lograr sentirse cómoda en estas fechas, lo más importante es tener , llevando un estilo de vida más saludable. Asimismo, para tener un verano lleno de amor propio y buenas energías te presentamos cinco consejos que te servirán para los días de calor.

1. Lleva una alimentación saludable

No solo es relevante comer sano, sino que es una época en la que hidratarse se vuelve lo más importante. Sería bueno empezar a consumir alimentos ricos en agua y fibra como frutas y verduras, ya que aportarán a tu organismo vitaminas como la C que es un excelente antioxidante frente a la exposición solar.

2. Realizar actividad física regular

Realizar actividad física es indispensable para tener una vida sana y para que nuestro cuerpo pueda tener el aspecto físico que queremos. Para moverte, no es necesario hacer ejercicio o deporte de mucha intensidad, basta con salir a caminar 10 minutos al día y de a pocos ir aumentando el tiempo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda hacer 150 minutos semanales de actividad física.

No hay una regla de qué deporte se debe practicar, depende mucho de los gustos personales que tengas, pero si no es lo tuyo ir al gimnasio, puedes buscar alternativas de entrenamiento personalizado para que se ajuste con lo que buscas y te guste como yoga, baile, Tae-Bo, etc.

3. Bebe suficiente agua

El es la base principal para mantener el cuerpo saludable. Los médicos aseguran que es necesario consumir entre 1,5 y 2 litros de agua al día. No obstante, este consumo no tiene por qué provenir directamente del agua, sino que puede compensarse con el consumo de alimentos ricos en agua. En el verano esto resulta más fácil porque el calor nos produce sed y nos da ganas de comer frutas ricas en agua como la sandía, naranja, piña, etc.

4. Cuida tu piel

La hidratación es sumamente importante tanto por dentro como por fuera. El verano deja nuestra piel expuesta a varios factores que pueden generar su sequedad como el mar, la arena o el sol y cuando se une puede generar el fotoenvejecimiento cutáneo, el cual puede generar arrugas.

Para evitar ello, debes proteger tu piel con protector solar y con una buena rutina de que se adapte a tu tipo de piel. Utiliza siempre productos cosméticos de calidad para que no aparezcan alergias o irritación cutánea.

5. Tratamiento estético

Si sientes que además de tu piel hay otros aspectos de tu cuerpo que puedes mejorar como las celulitis, la medicina estética es una buena opción. No hay nada de malo realizarse un cambio estético si es que te aporta a su bienestar personal, ya que al fin y al cabo los cambios son para uno mismo y no para los demás.

Para lograrlo, existen múltiples tratamientos que están enfocados a definir la figura, reducir el volumen y la grasa, así como la celulitis como la mesoterapia corporal, la presoterapia, el Velashape, la carboxiterapia, la radiofrecuencia, etc.

¿Cómo saber qué tratamientos son para mí?

Antes de comenzar con cualquier tratamiento estético se debe tener asesoramiento de un doctor especialista en el rubro. Solo basta con hacer un estudio adecuado de los deseos que tiene el paciente y cómo quiere verse para sí llevar su tratamiento con responsabilidad. Siempre la recuperación es dura, pero es posible con los cuidados adecuados.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más