Si bien la alimentación es un factor importante para el desarrollo de esta enfermedad, no es el único. Conoce más en esta nota. (Foto: iStock)
Si bien la alimentación es un factor importante para el desarrollo de esta enfermedad, no es el único. Conoce más en esta nota. (Foto: iStock)
Nicole Vicente

Cada 12 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra la Obesidad con el fin de informar sobre herramientas de prevención y tratamiento. Pues esta es una de las patologías que causa graves daños en la salud y en algunos casos, la muerte.

La define la obesidad y el sobrepeso como como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Además, puede encontrarse acompañada de otras enfermedades como diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, así como varios tipos de cáncer.

Cabe mencionar que la obesidad puede comenzar en la primera infancia, en estos casos se dificulta el trabajo de recuperación, pero no es imposible. También puede comenzar en cualquier momento de la vida adulta y es común que aparezca en la menopausia.

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

  • Mala alimentación.
  • Falta de actividad física.
  • Estrés.
  • Falta de descanso.

En algunos casos también es causado por algún tipo de medicación. En otros casos, influye la predisposición genética o las dietas restrictivas.

¿Cuáles son las consecuencias?

Los efectos de la obesidad se encuentran relacionados a la aparición de diabetes tipo 2, hipercolesterolemia, hipertensión. Así como, apnea de sueño, problemas respiratorios, disminución de la expectativa de vida, entre otros. Además, está demostrado que al menos 12 tipos de cáncer se relacionan con esta enfermedad.

¿Cómo tratarla y prevenirla?

  • Alimentación: Es importante tener en cuenta que no se tienen que prohibir alimentos; sin embargo, es fundamental controlar las porciones, la combinación de los distintos nutrientes y el patrón alimentario.
  • Actividad física: El sedentarismo es el peor enemigo para tu cuerpo, comienza a tener una vida más activa de forma progresiva para beneficiar tu salud física.
  • Medicación: En algunos casos, es imprescindible llevar un tratamiento, pero esto depende de las necesidades de cada persona.
  • Psicoterapia: Es un gran apoyo para aprender a manejar las emociones y evitar comer por ansiedad o de forma excesiva.
  • Cirugía bariátrica: Se encuentra dentro de las opciones de tratamiento, pero es necesario acudir a un médico especialista.