Qué pasa con tu cerebro cuando no duermes y cómo lo afecta (Foto: iStock)
Qué pasa con tu cerebro cuando no duermes y cómo lo afecta (Foto: iStock)
Redacción EC

Tener malos hábitos de sueño trae diferentes consecuencias a nuestra : disminuye la atención, la concentración y la memoria. Además perjudica el rendimiento e incluso puede ser uno de los principales síntomas de la ansiedad o depresión. El no solo daña nuestra salud física y psicológica, sino que también afecta al funcionamiento de nuestro cerebro.

Es importante destacar que la falta de sueño no se identifica como una patología, sino como una consecuencia. Uno de los principales causantes del insomnio son el estrés y las preocupaciones, ya que al provocar un estado de alerta, se dificulta el sueño. Otras causas también incluyen a los dolores musculares y problemas de estómago.

¿Qué pasa si no duermo lo suficiente?

  1. Podría provocar reducción del tamaño del cerebro: Nuestro cerebro se regenera durante las horas de descanso nocturno, pero si no dormimos, este proceso no se lleva a cabo. Un estudio publicado en la revista Neurology demostraría que perder demasiadas horas de sueño reduciría el volumen de la materia gris en determinadas regiones cerebrales.
  2. Cambios en nuestro reloj cerebral: Durante el ciclo de sueño, ocurre que en ocaciones nos despertamos minutos antes de que suene el despertador, porque el cerebro va aprendiendo cuáles son nuestras horas normales de sueño. El no dormir hace que el cerebro desaprenda cuál es la estructura normal del sueño.
  3. Falta de concentración: Muchos de los errores que cometemos en el día a día, ya sea en el trabajo o en cualquier actividad, pueden tener una explicación por el déficit de descanso nocturno.
  4. Afecta la memoria y el aprendizaje: Afecta al hipocampo, una región del cerebro asociada con esto. Se debe a que durante el sueño se reponen los neurotransmisores cerebrales, por lo que el insomnio genera una pérdida de conectividad entre las neuronas presentes en esta área del cerebro.
El cerebro merece ser cuidado.
El cerebro merece ser cuidado.

El mal hábito de no dormir lo suficiente es complicado de solucionar por medios naturales. Por ello, en muchos casos se recomienda usar medicación para volver a regularlo de forma química. Una vez nuestro cerebro ha vuelto a aprender a dormir, la estrategia más indicada es intentar disminuir poco a poco las dosis de medicación.

¿Cómo conciliar el sueño más rápido?

Estas son algunas recomendaciones simples que te ayudarán a conciliar el sueño con mayor facilidad:

  • Toma un baño antes de dormir: Un baño con agua tibia logrará que tu cuerpo se relaje y puedas dormir con más facilidad. Una ducha es una muy buena alternativa, pues cuando la temperatura corporal disminuye, las células cerebrales entienden que el cuerpo se prepara para descansar.
  • Evita usar tus aparatos electrónicos: El uso de cualquier tipo de dispositivo móvil impedirá que concilies el sueño. Es recomendable hacer uso de los celulares hasta dos horas antes de dormir, así lograrás un sueño más reparador.
  • Journaling: Escribir sobre los sucesos de tu día o tal vez hacer una lista de pendientes de los próximos días, es útil para conciliar rápidamente el sueño, según evidencian diversos estudios.
  • Respirar: Coloca tu mano en el vientre. Inhala permitiendo que el movimiento empuje tu mano hacia afuera mientras se eleva el vientre. Mantén la posición por cinco segundos y libera el aire en cinco segundos. Luego, repite el proceso. Esta es una forma de relajar el cuerpo.
  • Limita tu consumo de comidas y bebidas por las noches: Comer demasiado interrumpe el descanso por la noche. Por ello, evita consumir alimentos con grasas trans y saturadas que son dañinas para el cuerpo, así como también, el consumo de bebidas alcohólicas.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más