Drago Kisic (Foto: IPAE)
Drago Kisic (Foto: IPAE)
Alejandra Cruz

Para la 55 edición del , se eligió a Drago Kisic Wagner como presidente del evento que llevará el lema "Un solo Perú, no más cuerdas separadas".

Casi 20 años después, el evento, que trata temas de la agenda nacional, también se enfocará en compromisos a largo plazo, como lo reveló Kisic a El Comercio.

Ha sido un año complicado, ¿esto se ha visto reflejado en una agenda del CADE más política que económica?

Para Kisic, director de Macroconsult, es la segunda vez asumiendo este puesto. En el CADE Ejecutivos 1996, él presidió la edición cuyo lema era “Perú siglo 21: propuestas para una visión compartida”.

Tenemos siete paneles para temas económicos, el presidente del BCR arranca con el tema económico. Luego viene un panel sobre economía y mercado con Alfredo Bullard, Ivo Gagliuffi, y Elva Conterno. Pero luego hay una proyección pasiva de la economía que hace Elmer Cuba diciéndonos cómo será la economía de acá a 10 años.

No dejamos de entender con claridad que la economía es la base, porque es el sustento material. Pero la economía sola no funciona, porque la política y los conflictos sociales contaminan. En esa línea va el tema de las cuerdas separadas del lema del

Este año también fue marcado por el caso Lava Jato. ¿Habrá autocrítica por parte de los empresarios o seguirá haciéndose un llamado de atención al Estado?

Está viniendo Brian Winter, presidente del Consejo de las Américas en Washington. Él nos va a dar una visión de la corrupción internacional, pero con énfasis en América Latina. El caso Lava Jato sí va a ser mencionado, va a hacerse una diferencia entre lo que es la corrupción del empresario y el que es de la empresa. No hay duda que la corrupción es una moneda de dos caras, no hay corrupción del funcionario publico si no hay un corruptor privado, de la misma forma en viceversa.

¿Hay alguna expectativa respecto a la exposición de algunos funcionarios del Estado?

Sí, el ministro Bruno Giuffra va a tener una presentación especial que mostrará el desarrollo de la infraestructura. También, la ministra de Economía, Claudia Cooper, hablará sobre cómo reactivar la inversión pública y privada, que es más de corto plazo. Luego vendrá la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, que dará una mirada del estado peruano lograr lo que ellos ofrecieron al inicio del gobierno, reducir la informalidad hasta el 30%

Sobre la exposición final del presidente Pedro Pablo Kuczynski, ¿qué esperan de él este año, luego que el año pasado el 89% de los empresarios lo apoyara?

El año pasado hubo mucho entusiasmo porque era un gobierno casi inaugurándose. Pero este año lo que esperamos es que apoye las tres reformas fundamentales que planteamos, que sean acogidas y apoyadas por el gobierno. Esperamos que el presidente Kuczynski las haga suyas y contribuya con el esfuerzo que va a hacer IPAE, que va a lanzar un compromiso institucional con estas tres reformas.

¿De qué se tratarán los compromisos?

Hay tres reformas fundamentales. Primero, la reforma política. Para eso va a venir Úrsula Letona, Juan de la Puente, Aurelio Loret de Mola, Allan Wagner, Carlos Meléndez. Hay una sesión sobre la reforma política que para nosotros es la madre de todas las reformas porque si no hay gobernabilidad no se puede hacer nada, ni en educación, ni en salud.

Lo otra reforma es la de educación. Si bien mejora todos los años, seguimos teniendo el 48% de escuelas sin agua ni baños y seguimos apareciendo entre los últimos puestos en los ránking de países en comprensión de lectura y matemática. Francamente, hay que hacer algo para que eso se cambie radicalmente y no sigamos arrastrando los pies, porque si no no vamos a acabar nunca.

La tercera es la reforma de la justicia, queremos el imperio de la ley. Hay un panel manejado por Jaime de Althaus, donde participarán los ministros de justicia e interior, el Fiscal de la Nación y el Fiscal Supremo. Por lo menos queremos tener el compromiso de que se firmará el crédito de US$400 millones con el Banco Mundial para dar inicio a la reforma de la justicia.

Son tres reformas muy en la cancha del Estado, ¿qué otros compromisos pueden hacer los privados?

Las tres reformas anteriores son reformas estructurales del país en las que puede participar el sector privado. Por ejemplo, en el campo de la educación hay compromisos de IPAE, que tiene un comité estratégico de educación y tiene un CADE por la educación. No todo es el Estado, el estado por supuesto participa activamente, sobre todo en la justicia que es un tema fatal, y en la reforma política que finalmente tiene que partir del Congreso. Pero el sector privado también puede contribuir especialmente en la educación, en el tema de la economía de mercado, donde las empresas tienen mucho que decir, y en el tema de la visión de futuro.

¿El buscar esos compromisos son la materialización de ese aprendizaje de que la economía no puede andar sola?

La reforma política sí está con la economía, porque ahora que tenemos dos poderes del Estado enfrentados, es muy difícil que marchen las grandes inversiones. Los inversionistas tienen opciones en otros países, se vuelven más cautos y la inversión pública se traba por cualquier discusión. Creo que sí hay un impacto directo en el corto plazo. Se ha podido avanzar autónomamente en economía en los últimos años.

¿Ya no es suficiente?

Ese crecimiento tiene un tope, que la economía vaya bien y el resto se acomode solo no es verdad. Por eso estamos liderando el CADE a la idea del bicentenario. La promesa republicana original, de mejor justicia, mejor educación, ley para todos, no se ha cumplido. Por eso estamos pidiendo a Hugo Neira que nos hable del mestizaje y cuál es la promesa de la vida peruana en el siglo 21, un poco parafraseando a Basadre.

¿Creen que el CADE pueda llegar a ser un espacio de reconciliación o acercamiento entre las fuerzas políticas actualmente divididas?

El CADE siempre ha sido un punto de encuentro, no sé si de fuerzas políticas porque no tenemos una participación partidaria. Es esta edición viene Úrsula Letona, por lo que pueden salir consensos e ideas con mucho sentido común. La idea es tratar de proponer fórmulas que puedan ayudar en la justicia peruana.

Lea más noticias de Economía en...