Para integrar la sala y el comedor, ten en cuenta los colores que utilizas, ya que al emplear diferentes tonos estás demarcando un ambiente de forma sutil. El uso de elementos como tapices también es una manera de unir ambos espacios, cuando los elementos comparten las mismas tonalidades.

Otra alternativa es hacer uso de un mueble que corra de pared a pared, ocupando ambos espacios. Este puede ser una consola o un librero. Recorre la galería que acompaña y descubre que otras claves puedes poner en práctica.

TAGS RELACIONADOS