“La violencia nace de una sociedad convulsionada por todo tipo de violencia", expresó el especialista. | Foto: Referencial/Andina
“La violencia nace de una sociedad convulsionada por todo tipo de violencia", expresó el especialista. | Foto: Referencial/Andina
Liz Saldaña

Tras el regreso a las en nuestro país se han presentado diversos casos de violencia y en los , que han sido reportados en medios de comunicación. Los directores, profesores y padres de familia encargados de la educación de los niños no han dado respuestas claras sobre cómo detener la violencia y llevar una convivencia sana.

Por eso, Alberto Medina, miembro del Colegio de Psicólogos del Perú, psicólogo clínico, social, educativo y psicoterapeuta de familia, en una entrevista para el grupo El Comercio, explica qué está sucediendo tras superar el encierro por la pandemia del nuevo coronavirus y qué debemos hacer en casa y en los colegios para frenar la violencia.

La violencia nace de una sociedad convulsionada por todo tipo de violencia. No solo es la violencia en la escuela, el bullying y la pandemia antes, durante y después. Esta violencia que se ha presentado en los colegios forma parte de una sociedad inflamada de represión porque no puede expresarse social, empresarial y políticamente... La concentración de violencia en la escuela es un escenario propicio para que los chicos hagan réplicas de las formas de violencias que ellos ven en la televisión, en su entorno, en sus padres, que ven en el transporte y la delincuencia callejera”, explicó el especialista en psicología.

Los padres deben fomentar comportamientos saludables que permitan ser consciente de la violencia, del impacto que tiene esta sobre las personas, que lo único que hacen es lastimar y dañar a otros. Entonces, no basta con abordar solamente lo que pasa en el colegio o la realidad del bullying”, agregó Alberto Medina, quien dijo que los docentes y administrativos de los colegios muchas veces también ejercen violencia contra los escolares.

El psicoterapeuta señaló que no basta con prevenir la violencia en los colegios, sino que se debe promocionar otros tipos de comportamientos que opaquen a la violencia y el acoso. “Si yo quiero que el niño o el adolescente este bien tengo que promocionar el comportamiento saludable donde estén involucrados los docentes, directores, psicólogos y padres de familia”, advirtió.

¿Qué debemos hacer en el colegio?

En el colegio hay tres factores: el docente, los alumnos y al personal administrativo liderado por el director. Al docente hay que capacitarlo de manera constante sobre intervención en el aula. Mientras que al personal administrativo se le debe capacitar en la cultura del buen trato y defender el derecho al buen trato. Los alumnos tienen que ser partícipes en las normativas del colegio, sostuvo el especialista.

En Estados Unidos se está hablando de defensores de los derechos del niño que lo ejercen los propios estudiantes, debido a los recursos con los que cuenta los jóvenes que serían de los grados mayores, porque ellos están todo el día en el aula, conocen la esencia y la mística de cada grado. Por eso hay que capacitar a los chicos para que lideren el argumento de un buen clima escolar como: comunicación, recursos para poder recrearse adecuadamente, pausas, tiempos para hablar, entre otros temas”, puntualizó.

(Foto: Referencial/Andina)
(Foto: Referencial/Andina)

¿Qué debemos hacer en casa?

Alberto Medina nos recuerda que en casa se necesita información y valoración, ya que los padres deben generar una cultura de acceso a la información del tipo de colegio que tienen. Ellos tienen que prepararse en la escuela de padres. Ellos deben ser conminados e impulsados para que participen en todas las escuelas de padres que hayan.

El Colegio de Psicólogos del Perú está liderando una estrategia para que haya escuela de padres itinerantes, no solo que este dentro del colegio, sino fuera de él. Eso impulsaría a que la participación de los padres de familia sea más consciente de lo que significa su labor y complementarles sobre la labor del colegio para que no sea intrusivo ni uno ni el otro. Es decir, que el padre no intervenga y desvalorice la labor del docente y que el docente no se meta en condiciones donde el padre debe tener una participación de corrección que viene de casa, debe haber una complementariedad”, expresó.

Los padres deben fomentar comportamientos saludables que permiten ser consciente de la violencia, del impacto que tiene está sobre las personas y diferenciarla de un conflicto que es necesario transitar por él debido a que la vida no es fácil. “Hay que entrar en un conflicto o discusión, pero no pelear, agredir o violentar a los demás en casa”, puntualizó.

(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)

Faltan psicólogos en los colegios

El miembro del Colegio de Psicólogos del Perú lamentó el bajo número de profesionales de la salud mental en los colegios. Por ejemplo, expresó que en la UGEL N°2 hay 27 psicólogos para cerca de 28 mil escolares, quienes tratan el tema de estrategias de convivencia.

El psicólogo no solo está para tratar temas de convivencia, sino temas como las dificultades de aprendizaje en los niños, ayudarlos a una adaptación escolar. La política educativa no tiene un número promedio (de psicólogos) para sostener tantos problemas que los niños atraviesan en cada aula y cada colegio de nuestro país”, explicó el psicoterapeuta, quien también advirtió que la remuneración para los psicólogos en las escuelas es de 2500 soles, lo que no incentiva a los profesionales a trabajar en este rubro.