Puedes buscar inspiración en páginas de internet o revistas arquitectónicas y de diseño para definir un estilo claro en cuanto a colores y acabados. (Foto: Pexel)
Puedes buscar inspiración en páginas de internet o revistas arquitectónicas y de diseño para definir un estilo claro en cuanto a colores y acabados. (Foto: Pexel)
Redacción EC

Sin duda la pandemia por la COVID-19 ha generado varios cambios en nuestras vidas, uno de ellos es el pasar más tiempo en casa, ya sea trabajando de manera remota, estudiando o disfrutando del tiempo en familia. Esto ha hecho que más personas busquen crear espacios cómodos que se adecúen a sus nuevas necesidades y actividades del día a día.

Sin embargo, empezar a acondicionar y remodelar nuestra casa no siempre es fácil. Por lo general, tenemos una idea de lo que queremos hacer, pero no sabemos cómo comenzar.

Recomendaciones para redecorar tu hogar

Por eso, Cementos Pacasmayo brinda cinco recomendaciones para emprender esta labor y obtener los resultados deseados:

  • Define el espacio que quieres remodelar para tener claridad sobre las tareas a realizar. Recuerda que no es lo mismo pintar una habitación a hacer cambios estructurales, por lo que, mientras más claridad tengas con respecto a qué esperas del proyecto, menos eventualidades sucederán. Esto además te permitirá tener claridad de la duración del proyecto y establecer fechas claras para cada tarea.
  • Define el estilo. Puedes buscar inspiración en páginas de internet o revistas arquitectónicas y de diseño para definir un estilo claro en cuanto a colores y acabados. También puedes crear álbumes en Pinterest que te ayuden a crear un collage con todas las ideas. Este es uno de los primeros pasos para establecer con claridad lo que quieres e ir elaborando un presupuesto.
Según el tipo de remodelación, necesitarás contar con albañiles, electricistas y gasfiteros, por lo que es importante que tengas claro qué tipo de labor se requiere y a qué profesionales necesitarás para el trabajo. (Foto: Pexel)
Según el tipo de remodelación, necesitarás contar con albañiles, electricistas y gasfiteros, por lo que es importante que tengas claro qué tipo de labor se requiere y a qué profesionales necesitarás para el trabajo. (Foto: Pexel)
  • Plantea el presupuesto. Una vez que tengas claridad sobre el estilo que quieres para el espacio a remodelar, es hora de establecer un presupuesto, con un límite de gastos claro. Es importante que compares los materiales y precios con detenimiento. Además, si cuentas con un presupuesto ajustado, hay modificaciones que pueden cambiar y renovar completamente el aspecto de una habitación con la ayuda de la pintura y decoración, opciones más sencillas y económicas. También puedes jugar con el mobiliario, como sillones, mesas y armarios. A la vez, es clave incluir un presupuesto extra para gastos imprevistos.
  • Establece la cantidad de personal que requerirás. Según el tipo de remodelación, necesitarás contar con albañiles, electricistas y gasfiteros, por lo que es importante que tengas claro qué tipo de labor se requiere y a qué profesionales necesitarás para el trabajo. Contratar a trabajadores con al menos tres años de experiencia y buenas críticas; verificar las referencias y visitar los lugares de trabajo son algunas formas en que puedes corroborar la calidad de sus trabajos y su forma de organización. A veces y pese al costo que conlleva, es importante considerar la ayuda de un diseñador de interiores o arquitecto.
  • Insistir en un contrato. Hacer un contrato detallado de los pasos a seguir en la remodelación y el cronograma de la duración de estos, permite un ahorro significativo de tiempo y energía pues te dará claridad respecto a los materiales y herramientas que necesitarás, evitando el desperdicio, compras innecesarias e incumplimientos.

Estos consejos te ayudarán a tener una línea base a la hora de iniciar labores de remodelación en tu hogar. Es importante que elijas el momento indicado para emprender un proyecto de este tipo, especialmente, si va a ser uno largo y costoso. Evita empezar en momentos de estrés como el inicio del año escolar, momentos de tensión en el trabajo o fechas importantes como aniversarios o viajes.