Corresponsales Escolares

Se entiende que la violencia familiar es aquella que ocurre dentro de un grupo familiar y este puede estar conformado por afinidad, sangre o afiliación. La violencia trata sobre cualquier tipo de abuso de poder por parte de un miembro de la familia sobre otro, causando daño físico, psicológico, sexual, económico, social o de cualquier tipo. ¿Cómo se presenta esto en nuestro entorno?

Un adolescente de la ciudad de Nauta, a quien se entrevistó para esta nota, pone en evidencia el efecto de este problema social. Según nos contó, los hechos ocurrieron cuando su padre llegó a casa en estado etílico. Su madre con temor le sirvió de comer mientras que el padre presentaba conductas agresivas. De arrojar al suelo los alimentos pasó a agredir a la madre que pedía ayuda a gritos. A los 14 años, traumatizado por ver lo que pasada, el menor tuvo que enfrentar a su padre.

¿Qué consecuencias se presentan por lo que vivió?

Los afectados pueden llegar a sufrir baja autoestima, inseguridad, sentimientos de culpabilidad, temor al agresor, conductas agresivas, etc.

Para sanar o evitar esta violencia es importante establecer normas claras con la familia, expresar el afecto que se siente hacia todos los miembros de nuestra familia, mejorar y controlar nuestras emociones y , tener una mejor comunicación en el ambiente familiar para lograr tener mayor confianza en el otro.


Nota escrita por los corresponsales escolares Manuel Moscoso, Josue Arcentales Uraco, Frina Norma Belén, Zecarlos Sinarahua Shapiama, David Arcentales Uraco, Nahomi Poémape Capuena, del colegio Miguel Grau de Nauta. Bajo la mentoría de la docente Estefita Capuena Huaman y la periodista Gladys Pereyra.