Escolares piden educación sexual integral en las escuelas
Escolares piden educación sexual integral en las escuelas
Corresponsales Escolares

En el Perú, una de cada 5 niñas menores de 15 años ha sufrido violencia sexual de las cuales la fiscalía únicamente conoce el 15 % de casos (CIDH, Informe 2020). Además, del total de adolescentes de 15 a 19 años, 13 de cada 100 son madres o se encuentran embarazadas por primera vez.

La Educación Sexual Integral (ESI) desempeña un papel vital en la salud y el bienestar de todas y todos, por ello, es crucial contar con ella en las escuelas dado que proporciona a los adolescentes una educación óptima basada en los derechos humanos, la igualdad de género, la reproducción, el comportamiento sexual de riesgo y la prevención de enfermedades desde una perspectiva positiva.

LEE TAMBIÉN: Picantería Las Manuelitas: la historia de uno de los restaurantes más antiguos y queridos del Cusco

No obstante, en el panorama actual, su implementación constituye una ardua batalla debido a la sociedad extremadamente machista, misógina y conservadora en la que vivimos. Aquí interviene también el tema político, esa ultraderecha, con esa ultraizquierda unidos por estos pensamientos dogmáticos, es algo que está pasando en toda Latinoamérica”, comenta la congresista Flor Pablo Medina.

Tanto impactan estas características arraigadas en sociedad que desde un ámbito político se ejecutan acciones que perjudican el desarrollo idóneo de la Educación Sexual Integral. Por ejemplo, en el mes de junio se aprobó el proyecto de ley N° 904 que atenta contra una adecuada implementación y fortalecimiento de la ESI en las escuelas, debido a que propone la intervención de padres de familia en la elaboración de materiales y recursos educativos, dejando abierta la posibilidad que grupos conservadores puedan intervenir en este proceso.

Flor Pablo Medina, quien también se desempeñó como ministra de Educación, habla del riesgo que supone esta ley para la ESI y el enfoque de género. Ella nos brinda su postura frente a este proyecto de ley:

“En un país democrático, en una República, hay equilibrio de poderes y creo que este proyecto atenta contra esa democracia. Le quita el rol al Ministerio de Educación y le da el poder de definir contenidos a un grupo de padres que, guiados por sus creencias, nos van a decir qué vamos a aprender los 6 millones de peruanos en el país, sin duda no es así”, menciona Medina. “Nuestro Estado es laico, la Constitución lo dice, entonces la educación tiene que ser muy respetuosa de esos credos, pero ¿qué cosa nos une? Los derechos humanos […] Necesitamos un Estado fuerte garante de derechos y no uno condicional, amarrado, vetado, de padres, de colectivos que lo que persiguen son ideologías dogmáticas y no enfoques de derechos que es lo que propone el enfoque de género y la Educación Sexual Integral”, añade.

VIDEO FLOR PABLO

Por otro lado, los padres de familia, pese a sus buenas intenciones, no se encuentran preparados para impartir, intervenir o enseñar temas de educación sexual a sus hijos/as adolescentes. “Mis padres no me hablan mucho de esto y si yo lo hago se muestran un poco incómodos, por eso lo que he escuchado ha sido por redes sociales y la web”, comenta un estudiante de secundaria entrevistado para esta nota.

Al respecto, la vocera de Promsex Andrea Carrasco considera que “grupos conservadores provida o asociaciones como Con Mis Hijos No Te Metas han tratado muchas veces de impedir que exista educación sexual integral en los colegios, pero no lo han logrado, concretamente en el año 2018 hubo una resolución de la Corte Suprema que los denegó. Ellos pusieron una acción de ‘acción popular’ en contra de la inclusión el enfoque de genero en la currícula nacional de la educación básica; al final la Corte Suprema no les dio la razón, porque incluir el enfoque de género es una obligación que tiene el Estado en todos los niveles”.

A pesar de conocer que los padres no cuentan con los recursos pertinentes para intervenir en la implementación de la ESI en las escuelas y que los adolescentes son quienes perciben sus consecuencias como se evidenció en los datos estadísticos presentados al inicio de la presente nota periodística, hasta el momento no se toma en consideración la opinión de quienes verdaderamente importan en este tema controversial, que son los adolescentes. A raíz de ello, se efectuaron una serie de entrevistas a estudiantes del nivel secundario cuyas opiniones se expondrán a continuación.

Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.
Cuadros elaborados a partir de una encuesta realizada por los alumnos del colegio Innova Schools de San Martín de Porres para el programa de Corresponsales Escolares.

Sobre la base de los gráficos estadísticos se infiere que los adolescentes no se oponen a la implementación de la ESI en las escuelas, al contrario, están rotundamente a favor de su enseñanza. Por consiguiente, emergen preguntas como: ¿Por qué no hacer caso a este grupo de adolescentes que ven necesaria su enseñanza? o ¿Por qué privarlos de información que los hará disfrutar su sexualidad plena y saludablemente en un futuro?

Por su parte, Promsex, una ONG comprometida con el acceso a servicios integrales de salud sexual y reproductiva para adolescentes, subraya que la vitalidad de impartir Educación Sexual Integral en las escuelas reside en la utilidad que la información pueda tener al prevenir casos de violencia sexual o en su defecto de conocer el accionar idóneo en caso se sea víctima de violencia sexual.

No obstante, se considera como una de los principales obstáculos para la implementación adecuada de la ESI la desinformación que abunda en los padres de familia; quienes —erróneamente— creen que la educación sexual abarcaría temas obscenos o casi pornográficos, invisibilizando los verdaderos y cruciales tópicos que se desarrollan. “Tópicos como autoconocimiento, corporalidad y relaciones intrapersonales sanas son esenciales de tratar a través de la ESI, sin embargo, considero igual o aún más importante el incluir información sobre qué hacer en caso se es víctima de violencia sexual”, sostiene Andrea Carrasco.

Implementar información en torno a qué hacer si se es víctima de agresión o violencia sexual en un país con altos índices de dicho delito es imprescindible. Acorde con el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, en el transcurso del 2020 se registraron 9 582 casos de violencia sexual, de los cuales el 66 % (6 323) fue por violación sexual y de esta cifra el 92.7 % (5 861 casos) fue contra niñas y adolescente. Por ende, a través de la implementación de este tema en el programa de educación sexual se busca concientizar e informar a los niños y adolescentes sobre la magnitud del delito y que hacer al respecto, en pro de minimizar los impactos devastadores que conlleva en sus víctimas.

En este sentido, los adolescentes precisan recibir esta educación, que les servirá no solo en la actualidad sino también en el futuro. Sin embargo, a fin de lograrlo se requiere que los padres de familia apoyen a sus hijos a levantar su voz para que sean escuchados. Con dicho fin es fundamental fortificar y proveer de información verídica a los grupos de padres de familia que estarían a favor de la implementación de la ESI en las escuelas. “Lo que corresponde es que los padres que están a favor se organicen y fortalezcan a fin de contrarrestar a los grupos de padres de familia opositores a la ESI, que van a venir con todo”, manifiesta representante de Promsex.

Finalmente, invitamos a los y las adolescentes a alzar su voz y formar organizaciones en aras de velar por sus derechos mediante acciones de amparo. Usemos provechosamente las redes sociales para hacernos oír, indaguemos acerca de quiénes son los congresistas de nuestras regiones y hagámosles llegar nuestra opinión. “A pesar de que en el mundo adulto se piense que los adolescente no son ciudadanos por no tener aún la mayoría de edad, es mentira, creo que ustedes son ciudadanos con algunos derechos restringidos, pero eso no quiere decir que no haya voz”, nos menciona la congresista Flor Pablo Medina. “Les sugeriría que se organicen, usen las redes sociales para hacerse escuchar, reconozcan a los congresistas de sus regiones y taggéenlos”.

Informe realizado por los corresponsales escolares del colegio Innova Schools - San Martín de Porres Daniela Ricapa Adrián, Daniela Calle Díaz, Carlos Navarro Sulca, Luciana Barrera Ruíz, Livia Saavedra Valverde, bajo la mentoría de Gladys Pereyra y el docente Julio Aroní Berltrán.