Redacción EC

AARÓN ORMEÑO ()

Saben que no queda nada para llegar a la meta del en Valparaíso, pero evitan triunfalismos. y conversaron con El Comercio al culminar el tramo entre El Salvador y La Serena. Ambos comentaron que se encuentran bien físicamente y que sus motos están en condiciones para llegar al podio, pero todavía falta correr para poder celebrar.

“Falta poco. Igual hay que terminar con cuidado. Estoy contento de estar acá. Estoy tranquilo. Ha sido una ruta bonita, de bastante arena. Ambos estamos bien físicamente. Hemos llegado enteros y esperamos poder acabar con mucha alegría mañana”, mencionó .

Agregó que espera mayores auspicios para todos los participantes peruanos en el próximo Dakar. Esto con la finalidad de tener una mejor competencia. Sobre todo espera este incluya nuevamente a Perú. “Carlo y yo hemos venido con lo justo para correr. Si pasa por nuestro país sería mejor”, dijo.

Para la etapa de hoy fue un poco larga, sin embargo se sintió tranquilo en todo momento. No tuvo mayores complicaciones ni paradas. Incluso vio a Joan Barreda detenido y le preguntó si necesitaba ayuda. “Lo vi parado, me dijo que no le pasa nada”, contó.

“Para mañana voy a ir con tranquilidad para pasar el podio. Es para lo que uno se ha preparado tanto. Esperemos que sea un tramo suave. Por lo menos hoy me he sentido bien y espero a que llegue el día de mañana. No me puedo adelantar, pero voy con todas las ganas”, agregó.