Redacción EC

Un día de verdaderas pruebas vivió Nicolás Fuchs en los tests del Rally de Argentina. El coche del piloto nacional sufrió problemas eléctricos que felizmente se pudieron solucionar. Así, Nicolás podrá afrontar con todo la competencia a partir del día jueves.

“Tuvimos un pequeño problema que afortunadamente sucedió en las pruebas. Un cable de las 3 computadoras que controlan el auto comenzó generar una falla hasta que directamente se malogró toda la electrónica. En unos minutos los mecánicos reemplazaron todas las partes y pudimos tener un excelente test”, declaró el piloto.

En un día nublado, Fuchs junto a su copiloto Fernando Mussano completaron los tests del lunes. Mañana empezaran a elaborar la hoja de ruta de la competencia.

El coche del peruano está bajo la supervisión del ingeniero Mark Lowe, quien trabaja con Mikko Hirvonen, por eso la puesta a punto fue la mejor. “Si el carro nos acompaña, podemos ser protagonistas”, asegura Fuchs, quien el año pasado ganó esta prueba en la categoría de producción.