Redacción DT

Gabriel Jesus vio la roja y dejó el campo de juego lleno de furia. El delantero pateó una botella y dio un puñete a la cabina del VAR, la misma que pudo caer, pero fue sostenida por los organizadores de la .

En zona mixta, el atacante de Brasil se refirió a este lamentable incidente. El campeón del torneo explicó qué pasó por su cabeza en ese instante y pidió disculpas a todos los presentes que pudieron haber sido afectados.



“Fue un momento de rabia, emoción y sentimiento. Pido perdón a las personas que haya podido molestar con mi actitud, gracias a Dios no herí a nadie”, aseguró Gabriel Jesus a los medios de prensa.

“Creo que fui expulsado injustamente. Si se quiere, fue falta y no más. Estaba ofuscado por la roja. Quería ayudar a mi equipo en un momento importante", añadió el autor de dos goles en la Copa América.

No te pierdas

No te pierdas