El delantero Akram Afif es una de las figuras de la selección de Qatar que disputará las semifinales de la Copa de Naciones del Golfo. (Foto: REUTERS).
El delantero Akram Afif es una de las figuras de la selección de Qatar que disputará las semifinales de la Copa de Naciones del Golfo. (Foto: REUTERS).

El sorteo de la Copa América 2020 ha decidido que el primer rival de Perú, el domingo 14 de junio, sea Qatar. Será un duelo con poca historia -en el 2014 la selección de Pablo Bengoechea venció por 2-0 en Doha en el único enfrentamiento entre ambos- y ya muchos festejan un triunfo anticipado de la Blanquirroja en Medellín. Pero el puesto 55 en el ránking FIFA del cuadro árabe explica el camino ascendente que ha transitado el combinado árabe para jugar su propio Mundial. No será un oponente tan sencillo como parece.

Desde que se afilió a la FIFA en 1972, el máximo triunfo de la federación catarí fue la obtención de la sede de la Copa del Mundo 2022. Aquella elección, que hasta hoy se sigue investigando por la compra ilícita de votos (el francés Michel Platini es el último salpicado por esas sospechosas gestiones), era lo único que relacionaba al fútbol con Qatar. Ni participaciones mundialistas ni logros deportivos. Solo informaciones de su exótica liga profesional cada vez que adquiría estrellas al borde de la jubilación daban cuenta de que el deporte rey era un minúsculo oasis en ese desierto millonario. Esa visión cambiaría el 1 de febrero de este año con el ‘deadline’ trazado en Abu Dabi: la selección granate conquista la Copa Asiática.

Qatar participará por segunda vez consecutiva en la Copa América. En la edición 2020 compartirá grupo con Perú, Colombia, Brasil, Ecuador y Venezuela. (Foto: AFP).
Qatar participará por segunda vez consecutiva en la Copa América. En la edición 2020 compartirá grupo con Perú, Colombia, Brasil, Ecuador y Venezuela. (Foto: AFP).

Esa histórica victoria ante Japón en la final puso al descubierto el plan maestro de una nación que no solo busca cumplir los caprichos del emir de turno siendo sede de una Copa del Mundo, sino que aspira a ser una potencia deportiva. Los petrodólares le permiten hacer volar su imaginación.

Todo empieza en el 2004, cuando se crea la Aspire Academy en Doha, un centro de alto rendimiento deportivo que cuenta con modernas instalaciones, todo tipo de tecnologías y los mejores profesionales en cada rubro. Es una fábrica para crear atletas en todas las disciplinas. Y una de ellas, por supuesto, es el fútbol. Ahí se capacita y forma a niños desde los 12 años, que son captados en todo el país para ser moldeados por grandes entrenadores de todo el mundo. Además, debido a la poca población que tienen buscan valores sobre todo en Sudán y Somalia. A esos chicos les ofrecen becas para que adopten a Qatar como su nación. Todos entrenan en la academia de lunes a viernes y los fines de semana vuelven a sus clubes para competir en los torneos nacionales.

Con pasado en La Masía de Barcelona, el técnico español Félix Sánchez Bas es el encargado de dirigir a la selección catarí. (Foto: Reuters).
Con pasado en La Masía de Barcelona, el técnico español Félix Sánchez Bas es el encargado de dirigir a la selección catarí. (Foto: Reuters).

Xavi Hernández, uno de los símbolos del Barcelona de Pep Guardiola y campeón del mundo con España en Sudáfrica 2010, da en el clavo cuando califica a la Aspire como “la NASA del deporte”. El español jugó sus últimas cuatro temporadas con el Al-Sadd y hoy es su técnico, además de ser colaborador de las selecciones Sub 23 y Sub 19 de Qatar como asistente. “Es algo único, realmente espectacular. Hacen de todo y todo bien. Es increíble. Con las condiciones de entrenamiento que tienen, yo no dudaría [en que puedan tener campeones del mundo]”, explica uno de los alumnos más aplicados de La Masía del Barcelona.

En lo que respecta netamente al fútbol, Félix Sánchez fue reclutado en el 2007. Con más de una década trabajando con las divisiones menores del Barza, el técnico español empezó el proyecto de la Aspire con la Sub 16, que en aquella época solo contaba con 220 jugadores disponibles en todo el país. Confeccionó una estructura similar a La Masía para potenciar la velocidad y habilidad del catarí. Siete años después se vieron los primeros resultados: campeón de la Sub 19 de la Copa Asiática. Esa misma base creada en la academia fue la que se coronó este año en Emiratos Árabes Unidos, la que ya sorprendió a Paraguay en la última Copa América (2-2) y la que jugará su propio Mundial en el 2022.

“El jugador catarí, en general, es talentoso y, sobre todo, muy rápido, un aspecto que considero un plus. Sí, quizá no son excesivamente fuertes y altos”, describe Sánchez.

Pese a que en canchas brasileñas la despedida se dio con derrotas ante Colombia (1-0) y Argentina (2-0), Qatar dejó una muy buena impresión. Es una selección todavía en crecimiento, pero tiene clarísimo a lo que juega: apuesta vertical, con transiciones rápidas que pueden complicar a cualquiera. Lo que le falta es más consistencia en su fútbol, saber regular los momentos para atacar y defender.

“Hace 14 años, cuando empezó todo esto, nadie se imaginó que podríamos ganar una Copa Asiática. El éxito de Qatar es la paciencia y la pasión que han puesto en todo este proyecto. La gente de afuera cree que solo hay mucho dinero, pero hay mucho más que eso”, explica su seleccionador.

En el 2014, Perú se enfrentó por única vez a Qatar en un amistoso. La selección de Pablo Bengoechea venció 2-0 en Doha.
En el 2014, Perú se enfrentó por única vez a Qatar en un amistoso. La selección de Pablo Bengoechea venció 2-0 en Doha.

Tras su participación en la Copa América de Brasil, el cuadro catarí solo ha perdido un partido de los nueve que ha disputado. En las Eliminatorias para su Mundial -participa para clasificar a la Copa Asiática 2023- tiene triunfos ante Afganistán (6-0 y 1-0), Bangladesh (2-0), Omán (2-1) y una igualdad frente a India (0-0), mientras que venció 2-0 a Singapur en su único amistoso. En la Copa de Naciones del Golfo sufrió su única derrota a manos de Irak (1-2) y cuenta con victorias ante Yemén (6-0) y Emiratos Árabes Unidos (4-2). Este jueves se mide frente a Arabia Saudí por el boleto a la gran final.

En Qatar el fútbol no se juega en las pistas ni en los parques. Se juega en la Aspire Academy. Y los resultados ya están a la vista de todos. Ese será el primer rival de la selección de Ricardo Gareca en la Copa América 2020.