Renzo Galiano Sedán

Atrás quedaron los días en que representó a la selección de Brasil. En la actualidad, el ganador de la Copa del Mundo 2002 y de la Champions League 2006 con el Barza, se dedica a fomentar los valores en los niños a través de su trabajo como embajador de la Fundación Barcelona. “Me gusta hacer actividades sociales”, le comenta a El Comercio. Eso sí, también se da un pequeño espacio para opinar del presente futbolístico de jugadores como Paolo Guerrero y Christian Cueva, quienes militan en su país. Al primero lo respeta por cómo lleva su trayectoria en el Brasileirao, pero no puede decir lo mismo del ‘10’ peruano, de quien espera que despierte por la vida.

- ¿Qué buscas con la difusión del FútbolNet?

El FútbolNet es una metodología de la Fundación del Barcelona desde hace algunos años. No actuamos solo en América del Sur, sino en todo el mundo. Ahora existe un proyecto contra el bullying. Como embajador del club tengo un proyecto social en Brasil y la meta es aplicar valores a través del deporte. La gente piensa que como ex futbolista estoy aquí mirando si hay algún Messi, Neymar o Paolo Guerrero. La misión que tengo es hacer que los niños entiendan que el fútbol puede ser una herramienta importante para la vida.

- ¿Has logrado acostumbrarte a tu papel de embajador?

Sí, porque es una cosa que me gusta hacer. Me gusta hacer actividades sociales y trabajar con los niños. Para mí es un honor estar laborando con el Barcelona y con Scotiabank.

- ¿Brasil ha renacido con Tite?

Ha mejorado. El Mundial nos ha dejado bastante experiencia y cosas buenas. Futbolísticamente, con Tite, mejoramos lo suficiente para tener un equipo competitivo.

- ¿La personalidad díscola de Neymar es un problema para Brasil?

Sí, porque es nuestro mejor jugador. Es el más creativo y distinto.

- ¿La obtención de la Copa América es una buena señal para Brasil de cara a la Copa del Mundo 2022?

No, porque, con todo respeto a la Copa América, muchos de los jugadores no están en su más alto nivel para competir por la temporada larga en Europa. Hay que mejorar este calendario. No hay un equilibrio, por eso van a ir cambiando los ganadores. Si no hay futbolistas con nivel, entonces no veremos competitividad. Messi siempre llega cansado o Neymar tocado. Eso no es humano para un deportista. Hoy hay mucha presión.

MIRADA LOCAL

- ¿Te asombró que Perú llegara a la final de la Copa América?

Sí, para mí fue una sorpresa porque empezó mal con el 0-5 con Brasil. Esto es fruto del trabajo. Hay que felicitar al entrenador y al equipo. Ha sido un triunfo. Ya existió uno anterior, que fue el de estar en un Mundial después de mucho tiempo. Ojalá el fútbol de Perú siga progresando.

- Hace más de un año, con El Comercio, comentaste que no te gustaba el estilo de Paolo Guerrero. Este año acabó como uno de los goleadores de la Copa América y es un referente en el Internacional. A pesar de esto, ¿aún reafirmas tu apreciación?

No es que no sea de mi agrado. [Es que] No pensé que triunfaría en Brasil por su manera de jugar y sigo pensando que no es un jugador que genera acciones individuales y de gol. Sí, es un gran futbolista; no hay discusión en eso. Lo ha demostrado en el Corinthians, Flamengo y hoy en el Inter.

- Cueva no encuentra el rumbo en el Santos a pesar de contar con talento. ¿Qué aspectos debería mejorar?

[Suspiro] Qué decir de Cueva. No está en su mejor momento de vida. Tiene talento, pero toma decisiones equivocadas. Esto le va a costar mucho. En Sao Paulo tuvo problemas y se fue. Ahora está en Santos y tiene problemas. Sabes, el mundo del fútbol es pequeño y todos se conocen. Lástima, porque es un jugador con mucha calidad. Hay que ser profesional en la vida. A su edad ya es momento de despertar.

- ¿Cómo evalúas el rendimiento de los peruanos en el Brasileirao?

La referencia en Brasil es y siempre será Guerrero, porque Cueva no ha hecho nada. En Sao Paulo estuvo discreto; no fue el jugador que esperaba y tampoco en Santos.

- Hace pocos días, Claudio Pizarro cumplió 41 años en medio de lo que será su última temporada. ¿Te sorprende que aún siga vigente?

Mira, hay un futbolista en Japón que juega con 52 años. Se llama Kazu [Miura]. He visto un juego suyo y está muy bien. Si Pizarro está jugando con 41 años y aún aporta cosas para un equipo, es favorable. La medicina, el profesionalismo y los entrenadores personales hacen que se alargue mucho más la carrera. Claro que no consigues jugar todas las fechas.

ATENTO A TODO

- Coincidiste en el Barcelona con varias estrellas y estuviste durante los inicios de Lionel Messi. ¿Era predecible de que sería un genio del fútbol?

Ser lo que es, no. Sabías que iba a ser diferente. He visto, en muchos sitios, a futbolistas de 17 años que iban a ser una bomba, pero luego al tercer año terminaron en fiestas, no entrenaban bien o tomaban malas decisiones como Cueva. Pero este chico [Leo Messi] está haciendo grandísimas temporadas desde el 2008.

- ¿Crees que le aportaste algo?

Creo que alguna cosita. Es una persona muy observadora. Sylvinho y yo estuvimos cerca de él.

- ¿Compartiste alguna anécdota con Messi?

Una vez mi representante preguntó si había algún buen joven jugador en el Barcelona. Yo llegué al hotel y le dije “mira, hay un argentino pequeñito. Su nombre creo que es ‘Bessi’ o ‘Lessi’. Es buenísimo, tío”. Luego mi agente fue a hablar con su padre que estaba ahí, pero este le dijo que de ese muchacho se encargaba él. [Risas].

- ¿Ronaldinho o Messi?

Ronaldinho, porque jugué más tiempo con él. Son de características distintas. Ronaldinho es un tío creativo en el enfrentamiento y Messi es un genio. A nivel de don natural de Dios, me quedo con Ronaldinho. Ahora en esta última generación de diez u once años, lo que está haciendo Messi es una cosa surreal.

- ¿La vida bohemia liquida absolutamente la carrera de un futbolista?

Seguro. No la de un futbolista, sino la de un ser humano. Inicia la vida bohemia e intenta al día siguiente estar bien de la cabeza para hacer una entrevista. No vas a poder. Esa vida es para disfrutarla con familia y amigos.

- ¿Qué mensaje le darías a los niños peruanos que desean ser futbolistas?

Que sean disciplinados. Con solo el talento no van a llegar a ningún sitio. Esto es para todos los niños del Perú, no solo para aquellos que quieren ser futbolistas.

TAGS RELACIONADOS