Desde el 1 de julio, se aplicarán nuevas reglas en el mundo del fútbol mundial. (Foto: Daniele Mascolo)
Desde el 1 de julio, se aplicarán nuevas reglas en el mundo del fútbol mundial. (Foto: Daniele Mascolo)
Kenyi Peña Andrade

En pleno Siglo XXI y en tiempos donde Google todo lo sabe, el origen del fútbol sigue siendo, irónicamente, un verdadero misterio. Teorías hay muchas. Pero lo que no admite dudas es que este maravilloso deporte tal como lo conocemos nació en Inglaterra, país que reglamentó el juego en 1863 a través de la The Football Association (FA), la primera federación del balompié. Esta disciplina también nació con ciertas reglas que fueron cambiando con el pasar de las décadas. Hubo normas que, si las comparamos con las que rigen actualmente, son verdaderamente alucinantes.

Las reglas en el fútbol han cambiado mucho desde que en 1863 se redactara el primer reglamento en la Taverna Freemasons de Londres, en Inglaterra. El Blackheath, uno de los clubes representados en aquella reunión, se negó a aceptar la no inclusión de las patadas por debajo de la rodilla. Irónicamente, ese mismo equipo se convirtió luego en miembro fundador de la Federación Inglesa de Rugby. En aquellos primeros años, el fútbol fue adquiriendo gradualmente las características que hoy resultan comunes. Por ejemplo, los saques de meta, que se introdujeron en 1869 y los tiros de esquina, en 1872. En 1878, un árbitro hizo uso del silbato por primera vez y la práctica se implementó como obligatoria.

Los penales, entre tanto, no se pusieron en práctica hasta 1891. Y hoy, 57 años después del primer reglamento del fútbol, todavía se busca seguir cambiando ciertos aspectos con el fin de hacerlo más atractivo, justo y competitivo. Un ejemplo de ello es lo que se dio en febrero de este año. La International Football Association Board (IFAB), órgano arbitral independiente de la FIFA, aprobó nuevas pautas que serían aplicables desde el próximo 1 de julio, siempre y cuando vayan cesando las trágicas consecuencias que viene dejando la propagación del coronavirus en el planeta.

FALTA POR TOCAR EL BALÓN CON LA MANO

Se tendrán nuevas interpretaciones para sancionar una falta por tocar el balón con la mano. (Foto: AP)
Se tendrán nuevas interpretaciones para sancionar una falta por tocar el balón con la mano. (Foto: AP)

Pueden pasar mil años más y el polémico tema sobre cuándo considerar que una mano es falta todavía dará qué hablar. Sin embargo, el nuevo canon futbolístico busca ser más rígido en este sentido: se considerará mano cuando el balón toque cualquier parte del brazo que esté por debajo de la axila. Luego, aparecen una serie de interpretaciones. Si un futbolista toca de manera casual el esférico con la mano, solo será considerada infracción si la jugada es un ataque manifiesto de gol. En caso la jugada se retarde en una serie de pases, la mano no se considerará falta.

EL VAR CRECE EN IMPORTANCIA

De ahora en adelante, el árbitro tendrá que recurrir más al VAR. (Foto: AFP)
De ahora en adelante, el árbitro tendrá que recurrir más al VAR. (Foto: AFP)

El árbitro asistente de video (VAR) tendrá más protagonismo. La idea es que el juez principal se apoye mucho más en este en las jugadas de campo. Muchas veces el hombre de negro se deja llevar por la interpretación propia y, en el IFAB, no ven esto con buenos ojos. Aunque dejan en claro que siempre será el árbitro principal quien tome la decisión final.

¿Cuándo es el momento propicio para detener el juego y apoyarse en el VAR? Esto ya no se podrá dar en cualquier momento. Si no se han paralizado las acciones, el juez tiene la potestad de hacerlo, siempre y cuando el balón se encuentre en una zona neutral. Es allí cuando deberá hacer la señalización de televisión. Eso sí, todavía se mantendrá bajo siete llaves lo que conversen el juez central y el árbitro asistente de la sala VAR.

LOS PENALES EN LA MIRA

Habrán nuevas reglas a cumplir al momento del lanzamiento de un penal. (Foto: AP)
Habrán nuevas reglas a cumplir al momento del lanzamiento de un penal. (Foto: AP)

Al momento de ejecutar un penal también se tendrán en cuenta nuevos matices. Si un portero rompiera la regla al momento de darse la pena máxima, dejando de pisar la línea de fondo antes de la ejecución, y el balón impactara en el larguero y no entrara al arco o saldría afuera, no habrá sanción sobre el número 1 siempre y cuando no haya influido en demasía para que el futbolista falle.

Se busca tener mayor comprensión con el golero. No obstante, si bien no se le amonestará al cometer la primera infracción de este tipo, sí se hará en caso de reincidencia. Si se da que tanto ejecutor como arquero cometieran una infracción al momento de darse el tiro (algo improbable), se sancionará al primero. ¿La razón? Se entiende que la falta del portero está ligado a una finta antirreglamentaria del jugador de campo. Cuando se trate de la tanda de penales, las amonestaciones recibidas durante los 90 minutos no entran en juego.

Otro punto en el que se busca ajustar pernos es en la denominada ley de la ventaja. Si el árbitro permitiera seguir el juego, luego de una falta que tiene el objetivo de frenar una jugada manifiesta de gol, el hombre de negro solo sacará una tarjeta amarilla. Si la interrupción se diera con el fin de frenar solo una jugada clara de ataque, pero el árbitro deja seguir, no se recurrirá a ninguna amonestación. Sin embargo, se sacará una tarjeta amarilla cuando se corte una jugada prometedora.

LOS CAMBIOS MÁS SIGNIFICATIVOS

Los árbitros, junto a los futbolistas, tienen que adaptarse constantemente a nuevas reglas. (Foto: EFE)
Los árbitros, junto a los futbolistas, tienen que adaptarse constantemente a nuevas reglas. (Foto: EFE)

En los comienzos, contrariamente a lo que se puede pensar, los futbolistas corrían más que ahora. Las medidas estándar de una cancha eran de 180 metros por 100 metros. Estamos hablando de un campo de juego con mayores dimensiones, sin duda, al compararlos con los que estamos acostumbrados hoy en día. Según la FIFA, este puede variar desde 90 a 120 metros de largo y entre 45 y 90 metros de ancho. Otro aspecto, por lo menos llamativo, es que antes se consideraba ilegal el famoso gol olímpico. Esta forma de anotar solo era permitida si chocaba el balón en un jugador antes de que el esférico ingrese al arco. Pero en 1924 se cambió la regla para permitir el gol desde el tiro de esquina.

La forma de comenzar un partido también cambió. Antes, se obligaba a que hubiera dos futbolistas sobre el círculo central para comenzar las acciones en el saque inicial. Desde el 2016, un solo futbolista puede dar este primer contacto con el balón y en dirección hacia atrás para agilizar el juego.

Otra de las variaciones que pocos recuerdan es la forma en que el arquero podía utilizar las manos en pleno desarrollo del partido. Podía agarrar el balón sin problemas tras recibir un pase de un compañero. Todo cambió en 1992. Ahora el portero solo puede hacer esto si recibió el balón de cabeza o de un rebote en un compañero.

En este rubro que tocamos, es imposible dejar de mencionar al VAR. El árbitro cuenta ahora con una ayuda extra para poder tomar decisiones. Una terna especializada lo apoya describiendo con ayuda de la tecnología. Además, el mismo juez tiene la posibilidad de ver la jugada a través de una pantalla especial.

La aparición de las tarjetas para amonestar a los jugadores también fue importante. Se estrenaron de forma oficial en el Mundial de México 1970, aunque la idea inicial apareció mientras transcurría la Copa del Mundo Inglaterra 1966. El árbitro inglés Keneth George Aston fue el padre de las tarjetas. Se apoyó en ellas como un idioma universal para comunicarle a los jugadores el castigo a recibir. Dijo que se inspiró en un semáforo. Al principio, los futbolistas eran amonestados verbalmente y con ciertos gestos, de forma que eran advertidos o expulsados del terreno de juego de esta manera.

Debido a que el fútbol fue creciendo en exigencia física, en 1958 se autorizaron las sustituciones. Pero esto solo se daba por lesiones. Esto cambió para finales de 1960, en los que ya se podía ejecutar cambios de hombres por razones tácticas o estratégicas.

Todas estas nuevas implementaciones buscan que un partido de fútbol se desarrolle de la forma más justa posible y sea más atractivo para el aficionado. Pero la pregunta del millón es: ¿Estas nuevas medidas afectarán el juego de forma negativa? Solo se sabrá cuando estas empiecen a aplicarse, aunque con las anteriores los hinchas llegaron a aceptarlas ya como parte del juego.

MÁS EN DT...

VIDEOS RECOMENDADOS


TAGS RELACIONADOS