Las Federaciones deben tener elecciones hasta fin de año. (Foto: Lima 2019)
Las Federaciones deben tener elecciones hasta fin de año. (Foto: Lima 2019)
Patrick Espejo

El deporte tendrá que renovarse. Los cuadros dirigenciales también. En diferentes entrevistas en medios digitales, el presidente del , Gustavo San Martín, ha sido enfático: Las deben regirse por lo que dice sus estatutos, es decir, en todos los casos –salvo, para variar, el fútbol– deben hacer elecciones ya ya pues la vigencia de sus poderes y su mandato terminará el 31 de diciembre próximo.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: La fórmula ganadora que pone a Universitario de Ángel Comizzo como toto un campeón

La ambigüedad en la Ley ‘Frankestein’ del Deporte, promulgada el 23 de julio del 2003, parchada y remendada decenas de veces y, valgan verdades, obsoleta en tiempos post-Lima 2019. , dice en esencia que “los miembros de las juntas directivas son elegidos por un período de cuatro (4) años, plazo que debe coincidir con el ciclo olímpico” y añade que “pueden ser revocados en sus cargos por la asamblea de bases, en los casos previstos en su estatuto y cuando son sancionados por el Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte”.

La gran duda surgió con los Juegos de Tokio 2020 trasladados al próximo año por la pandemia mortal, muchos adujeron que se extendería el mandato un año más, aún cuando más de la mitad de las Federaciones Deportivas Nacionales no forman parte del programa de competencias de los Juegos Olímpicos, y la mitad de las que si forman parte ese  programa, no obtuvieron su clasificación.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: Luis Abram no juega desde marzo, ¿está por encima de Ánderson Santamaría o Alexander Callens?

y ya designó a su Comité Electoral poniendo en marcha el proceso para definir a su nueva junta directiva.

Se sabe que otras, como Bádminton o Golf, harán lo mismo en los próximos días. Las demás la anunciarían en los próximos días o semanas. ¿Alcanzará dos meses y 25 días para llevarlas a cabo?

La medida se ajusta a la Ley, esa es la base; pero además, aplica un criterio lógico. Si los objetivos son cuadrienales y estos trajeron tan buenos resultados en los Juegos Panamericanos y ParaPanamericanos organizados en nuestra casa, qué mejor legado que apuntar toda la artillería a seguir en la senda de la excelencia y poner en marcha toda la maquinaria necesaria para que el Perú suene en los próximos campeonatos mundiales y que a París 2024 asista un muy buen número de deportistas.

Ahora bien, no se trata solo de hacer elecciones porque hay que elegir. Se trata de hacerlo bien, con planes y propuestas que permitan seguir con el desarrollo deportivo. Venimos de subir 56 veces a peruanos al podio en Lima 2019, entonces, se necesita continuar lo bueno (que lo hay), corregir los errores (que también los hay) e ir por más en Santiago 2023, que será el próximo termómetro panamericano, y sentar las bases para ir más allá.

Eso sí, San Martín dejó entrever que se está evaluando la posibilidad de que aquellos deportes que si han clasificado a Tokio, puedan tener una excepción y quedarse por lo menos hasta los Juegos. Ojalá –y eso también lo dijo el presidente del IPD- los atletas no se vean perjudicados en su preparación y en recibir el respaldo para competir.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Selección peruana se alista para enfrentar a Paraguay

No te pierdas