Ousmane Dembelé tiene contrato hasta el 2022 con el FC Barcelona. (Foto: AP)
Ousmane Dembelé tiene contrato hasta el 2022 con el FC Barcelona. (Foto: AP)
/ Joan Monfort
Redacción EC

Lo excluyeron, una vez más. El conflicto entre el FC Barcelona y Ousmane Dembelé parece no tener final. Se repite la ausencia del jugador francés; pero, en esta ocasión, en el encuentro que tendrán los dirigidos por Xavi Hernández frente a Alavés por LaLiga Santander. El conjunto azulgrana se encargó de dar los detalles de la no convocatoria de su extremo que culmina contrato en la presente temporada.

El francés no se presentó este domingo por la mañana en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, a donde estaba citado al igual que el resto de sus compañeros, pero alegó no encontrarse bien y no se personó en las instalaciones.

Y a través de un comunicado oficial, el club azulgrana confirmó esa versión y dio otros detalles de la indisposición del ‘Mosquito’: “El jugador del primer equipo Ousmane Dembélé no se ha presentado esta mañana en la Ciudad Deportiva Joan Gamper, tal y como estaba citado, por una indisposición gástrica”.

De esta forma, aunque Xavi hubiera decidido incluirle en la lista de convocados, no habría podido contar con el francés, que no se ha personado. Como se esperaba, Dembélé no forma parte de los convocados, aunque ahora queda la duda de si ha sido por decisión técnica o por obligación al no presentarse el galo.

Aunque según el diario ‘Mundo Deportivo’, el motivo que ha dado Dembélé para ausentarse no ha sido creíble y se le ha transmitido que sería sancionado al vulnerar la normativa que obliga a los jugadores a ir a las instalaciones del club ante la posibilidad de formar parte de la expedición.

El propio Xavi confirmó en rueda de prensa que la situación respecto a Dembélé no ha cambiado y pese a que está programada una nueva reunión esta semana que viene para intentar desencallar la situación por última vez, el futbolista sigue fuera de los planes.

El francés tiene contrato con el Barza hasta junio de este 2022. Los directivos ya le han ofrecido un contrato para extender su vínculo, pero las dudas siguen atacando al jugador. Quiere esperar a analizar ofertas para darles una respuesta. Esto terminaría sentenciándolo.