El escalofriante relato de una mujer que fue secuestrada por un barrista de Boca Juniors
El escalofriante relato de una mujer que fue secuestrada por un barrista de Boca Juniors
/ Infobae
Redacción EC

El fútbol genera diferente pasiones y emociones, une a los hinchas, pero también puede ser tomado como excusa para cometer actos de violencia y ataques. La vida de J.R., seguidora de, cambió para siempre el 19 de octubre de 2018 y la dejó marcada.

MIRA: Partidos de hoy, 29 de abril: programación TV para ver fútbol en vivo y en directo

Tiempo atrás, la argentina se atrevió a denunciar por abuso sexual al dirigente político Mariano Mera Figueroa, ex postulante a la presidencia de River Plate e hijo de Julio, ex ministro del Interior en el gobierno de Carlos Menem.

Cada partido que Boca Juniors jugaba en la Bombonera, J.R. se ubicaba en la segunda bandeja que da a Casa Amarilla, el territorio de La Doce, una de las hinchadas más peligrosas se Argentina. La argentina se sentía segura y protegida con los xeneizes, pero fue un grave error.

Tras la victoria de Boca Juniors sobre Cruzeiro por la ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores, J.R. asegura que fue secuestrada y presionada para que cambie su declaración sobre la acusación a Mera Figueroa. Hasta esa fecha, el excandidato a la presidencia de River Plate llevada dos años prófugo.

J.R. también revela que en todo el operativo participaron barras de Boca Juniors, declaración hecha en un juicio que inició a inicios de mes y tendrá su final este viernes 30 de abril. Actualmente, la argentina es testigo protegida del Ministerio de Seguridad.

Infierno en tierra

J.R. concedió una entrevista exclusiva a contando su verdad y el “infierno” que le tocó vivir y de cómo es ser una mujer en medio de la barra de Boca Juniors.

“El padre de mis hijas trabajaba para Mera Figueroa. Cuando nos separamos él deja de pasarme plata y, desesperada, porque tenía que mantener a mis dos hijas, acepto trabajar para Mera en su casa con la promesa de un puesto municipal. Y un día pasó lo que pasó. Yo lo denuncié y me fui a vivir primero con mi abuela y después a La Boca, donde era amiga del Turco, que lideraba al grupo del barrio de La Doce. Yo siempre fui a la cancha con ellos, porque el Turco manejaba las entradas, los molinetes, nos hacía entrar gratis. Así fui conociendo a todos los de la barra. Jamás pensé que ellos podían llegar a entregarme”, inicia su relato J.R.

El protagonismo en su relato lo toma Rafael Di Zeo, ‘Turco’, líder de La Doce, quien la habría traicionado, citándola en un bar conocido por los hinchas xeneizes y desde donde la secuestran. “Cuando llego se bajan dos tipos de un auto, me secuestran y me llevan a Merlo y me dicen que si no cambiaba mi declaración mataban a mis nenas, que ellos las tenían en otra casa, que se las había llevado mi ex pareja. Y era verdad”, cuenta J.R.

Luego agrega: “Yo hablé con Rafa y ni se te ocurra mencionar que te llevó la barra de Boca. Hacé un video para Facebook diciendo que estás bien, que te fuiste por tu propia cuenta”.

La mujer recuerda que tras haber aceptado cambiar su declaración para ganar tiempo, al día siguiente es llevada al juzgado; sin embargo, no fue atendida y la regresaron a la casa donde estaba secuestrada.

“En un descuido tomé el celular y le mandé un mensaje a una amiga contando toda la situación, ella denunció a la Policía y al rato llegó la brigada antisecuestros y me liberó. Y acá estoy, casi tres años después, esperando justicia. Por el abuso, de lo que prefiero no dar detalles, aunque la causa nunca avanzó, y por el secuestro”, recuerda J.R.

MÁS EN DT...

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más