Portugal dio una de las mayores sorpresas de la historia del fútbol al ganar la a Francia en su casa, en el Stade de France (1-0), con un gol de Éder en la prolongación (109'), pese a jugar la mayor parte del partido sin su estrella Cristiano Ronaldo, que dejó el campo lesionado en el minuto 25.

La selección lusa logró de esta manera su primera gran título internacional en la Eurocopa 2016, doce años después de haber sufrido en sus propias carnes la derrota en una final de ese torneo, en 2004 en casa, en Lisboa, ante Grecia (1-0). Éder logró el tanto de la victoria con un disparo lejano y raso, ajustado al poste derecho de la portería de Hugo Lloris, a once minutos del final de la prórroga.

Así culminó la Eurocopa 2016, un torneo con muchas luces como equipos sorpresas, una fiesta popular, estadios llenos y seguridad controlada; pero también varias sombras relacionadas a las decepciones de equipos y jugadores, un nivel de juego discutible y violencia de 'hooligans'.

A nivel de jugadores, en la Eurocopa 2016 destacó Antoine Griezmann. Fue una estrella casi inesperada de una constelación en la que aparecían Andrés Iniesta, Sergio Ramos, Gianluigi Buffon, Gareth Bale, Eden Hazard, Manuel Neuer, Thomas Muller, Mesut Ozil, Wayne Rooney, Zlatan Ibrahimovic y Cristiano Ronaldo.

Griezmann fue el único gran triunfador de la Eurocopa 2016 en la que decepcionaron Sergio Ramos, Thomas Muller, Wayne Rooney o Zlatan Ibrahimovic, mientras que Iniesta, Hazard, Cristiano, Bale y Ozil fueron intermitentes, igual que los alemanes Neuer y Tony Kroos, que tuvieron una buena Eurocopa en su conjunto.

MÁS SOBRE LA EUROCOPA 2016

TAGS RELACIONADOS