Néstor Ortigoza casi llega a los golpes con Martín Cauteruccio. (Video: ESPN)
Néstor Ortigoza casi llega a los golpes con Martín Cauteruccio. (Video: ESPN)
Redacción EC

La jornada 22 de la Liga Profesional de Argentina sigue en marcha y este martes se disputó el partido Aldosivi vs. San Lorenzo en Mar del Plata. El duelo era de gran atractivo, puesto que el local aspira a meterse a zona de clasificación a torneos internacionales, mientras que la visita desea salir de la zona baja de la tabla.

El ‘Equipo de la ciudad’ venía ganando por 2-0 parcialmente, con doblete de Gabriel Hauche (6′ y 55′), lo que generó alegría en los hinchas que llegaron al Estadio José María Minella. Dicha circunstancia también provocó la desesperación del ‘Ciclón’ y el experimentado Néstor Ortigoza terminó perdiendo los papeles.

Sobre los 58 minutos, Nicolás Fernández ganó un tiro libre para San Lorenzo por una falta de Fabricio Coloccini, pero el defensor de Aldosivi se quedó tendido sobre el césped pidiendo atención pese a la infracción que cometió. En ese momento, Ortigoza se acercó, muy airado, para encarar a su excompañero en el ‘Cuervo’, porque consideró que hacía tiempo.

La postura del mediocampista paraguayo no fue tomada de buena manera por varios futbolistas rivales y Martín Cauteruccio fue el más exaltado. El delantero del ‘Tiburón’ llegó para aclarar la situación, aunque al final se unió a la trifulca y fue el mayor protagonista de todos los hechos.

Néstor Ortigoza primero amagó con darle un golpe en el rostro al goleador de Aldosivi, provocando la intervención de los demás jugadores presentes. El árbitro Fernando Rapallini observó lo ocurrido y no dudó en expulsar a ambos, con la intención de calmar los ánimos.

Sin embargo, todo se salió de control, dado que el volante de San Lorenzo le dio un puñete en el hombro a Cauteruccio y se encontraron de nuevo cuando salían del campo. Los comandos técnicos de los dos clubes tuvieron que mediar para contener el problema, que duró más de tres minutos. Finalmente, el juego siguió y la derrota de San Lorenzo se consumó.