Miguel Ángel Russo es pretendido por la selección de Venezuela. (Foto: EFE).
Miguel Ángel Russo es pretendido por la selección de Venezuela. (Foto: EFE).
Redacción EC

La selección de Venezuela se encuentra peleando en las Eliminatorias Qatar 2022, pero quedó sin un líder a pocos días del inicio de la fecha triple de septiembre. El técnico José Peseiro presentó su renuncia y ahora la directiva de la ‘Vinotinto’ se encuentra buscando un reemplazante. Una de las posibilidades es Miguel Ángel Russo.

El entrenador argentino tiene una basta experiencia en el fútbol de Sudamérica a nivel de clubes y ese sería el principal valor que la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) considera para contratarlo. No obstante, un posible acuerdo todavía no está cerca de concretarse, según informó Directv en las últimas horas.

Debido al poco tiempo que resta para la vuelta de la competencia de selecciones, sería contraproducente que Miguel Ángel Russo asuma el cargo de manera inmediata. Sin embargo, el DT no cerró la puerta, sino que solicitó un tiempo para dar una respuesta, la que llegaría después de la fecha triple que se avecina.

Cabe mencionar que otro de los aspectos a considerar es lo económico, dado que José Peseiro se marchó con varios meses sin cobrar sueldo. Jorge Giménez, presidente de la FVF, también hizo eco de esa situación, aunque reveló que habían agotado esfuerzos para cumplir con los pagos al entrenador portugués.

Por ahora, todo apunta a que la selección de Venezuela jugará ante Argentina, Perú y Paraguay con un técnico interino. Recién pasada la quincena de septiembre podría darse la llegada de Miguel Ángel Russo, aunque seguramente hay otros candidatos al banquillo que también compiten por dirigir al representativo norteño.

La última etapa negativa de Miguel Ángel Russo

En su última etapa como entrenador, a Miguel Ángel Russo no le salieron las cosas muy bien. Para el 2019 llegó al Perú para dirigir a Alianza Lima, pero terminó saliendo tras una pobre campaña. Luego, llegó a Cerro Porteño de Paraguay, donde la tendencia fue similar. Y para el 2020, Boca Juniors lo volvió a contratar, aunque fue irregular, a pesar de ganar trofeos a nivel local.