La polémica decisión del árbitro luego de trifulca en partido México y Nueva Zelanda. (Foto: AFP)
La polémica decisión del árbitro luego de trifulca en partido México y Nueva Zelanda. (Foto: AFP)
Redacción DT

Se disputaban los últimos minutos de un caliente partido entre y . El cotejo, que se jugaba con pierna fuerte, era ganado 2-1 por los aztecas.

Todo inició en campo de México al minuto 90. Boxall trasladaba el balón y Diego Reyes lo tomó por la camiseta. Luego llegó Héctor Herrera a la carrera y Boxall, que se estaba cayendo, intentó trabarlo mientras el mexicano retenía la pelota.

Herrera, que tuvo un encontrón contra Thomas, volvió sobre sus pasos y empujó a Boxall, cuando el árbitro gambiano Bakary Gassama ya había detenido la acción.

Todo se salió de control y los empujones y patadas empezaron. Los jugadores de Nueva Zelanda se fueron contra Herrera y Aquino y luego McGlinchey se enfrascó en arremetidas contra Aquino, figura del partido.

Después llegó Marco Fabián (México), que se retó con Smith, todo esto en presencia de los árbitros. La gresca terminó y el árbitro cobró falta a favor de Nueva Zelanda.

Luego el árbitro Gassama, apoyado por el VAR, dictaminó solo tres tarjetas amarillas. Para Reyes y Herrera de México y una para Boxall de Nueva Zelanda. Definitivamente la acción tuvo que haber traído mayores consecuencias.