Ivan Jurić, DT del Torino, tuvo una pelea con Davide Vagnati, director deportivo.
Ivan Jurić, DT del Torino, tuvo una pelea con Davide Vagnati, director deportivo.
Redacción EC

La pretemporada del Torino sigue en desarrollo y los futbolistas se exigen al máximo antes del inicio de la competencia oficial. No obstante, las cosas no han sido muy tranquilas en el club en los últimos días, puesto que se viralizó una pelea entre Ivan Jurić, entrenador del equipo, con Davide Vagnati, Director deportivo.

A través de Twitter, el portal Calcio Mercato publicó un video con los mencionados protagonistas en la sede de prácticas de la institución. En las imágenes se pudo observar cómo los dos integrantes del cuadro italiano empiezan a discutir airadamente, mientras Marco Pellegri, Team manager, trababa de calmarlos.

Precisamente, el tercer hombre en cuestión fue clave para evitar que Ivan Jurić y Davide Vagnati lleguen a intercambiar golpes: se interpuso entre ambos y los separó. Según se pudo conocer, el pleito nació porque el técnico tuvo una conversación directa con el presidente del Torino respecto a los refuerzos y eso incomodó al director deportivo.

Después de su sorpresiva pelea, el directivo fue entrevistado por Sky Sport y reveló que el tema fue aclarado: “Hubo una discusión, como lo han visto. Cuando a dos personas les importa tanto hacer las cosas bien, ocurren estas situaciones. El profesor pidió nuevos jugadores lo antes posibles, entendemos su preocupación y vamos a fichar lo que necesita”.

“Luego de lo sucedido, nos abrazamos. La pelea se ha terminado, ya nos dijimos lo que teníamos por decir. Somos dos personas verdaderas, que expresan lo que piensan. Hay grandes objetivos y de peleas como esta se puede volver a empezar. Tenemos a un gran entrenador”, finalizó Davide Vagnati sobre Jurić.

¿Cómo quedó Torino la temporada pasada?

Torino tuvo una irregular participación en la Serie A 2021-22 y quedó en la décima casilla, con 50 puntos, producto de 13 victorias, 11 empates y 14 derrotas. Uno de los principales problemas del equipo fue la ofensiva, dado que solo consiguieron 46 goles, siendo el séptimo con peor promedio. Precisamente, Andrea Belotti fue el máximo artillero, con ocho tantos, pero no seguirá en el club.