Renzo Gómez Vega

En los últimos tres años, Alianza Lima, ese equipo de La Victoria al que le cuesta tanto ganar campeonatos, resucitó. No regresó a Primera, con una gesta de por medio, como seguramente le hubiese gustado a más de un hincha, sino más bien con un fallo de un tribunal deportivo. La justicia se manifestó. Pero al mismo tiempo se convirtió en la comidilla de quienes viven implorando justicia para no desaparecer.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más