Antonio Conte hizo debutar a Joazhiño Arroé con el Siena en la Copa Italia.
Antonio Conte hizo debutar a Joazhiño Arroé con el Siena en la Copa Italia.
Marco Quilca León

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Marzo del 2014, Turín, Italia. Al término de un entrenamiento tras vencer ajustadamente al Parma por 2-1 el domingo anterior, (Lecce, 51 años) mandó a sus dirigidos a la ducha, cogió una silla y se sentó entre las dos puertas de los vestuarios. Y mientras iban saliendo ya vestidos, empezó a elegir uno a uno a los que debían ponerse short y chimpúnes nuevamente y entrenar un par de horas más. Entre los “castigados” estaban figuras como Bonucci o Pirlo, quien, según la prensa italiana, se enojó sobremanera. Era la tercera temporada del técnico en la Juventus. Al final terminaría ganando el tricampeonato en la (los primeros tres de los nueve consecutivos que consiguió la ‘Vieja Señora’ entre 2012-2020), aunque tuvo que dejar la institución.

PARA SUSCRIPTORES: Cuatro futbolistas que pensaron dejar el fútbol y hoy son las sorpresas de Gareca en la selección

Para Antonio Conte la disciplina y el esfuerzo no se negocian. No importa si en frente está un campeón del mundo como Andrea Pirlo -ahora DT de la Juve- ni que su salida se geste a raíz de ese tipo de medidas “estrictas”. Para el italiano ese el único camino al éxito. De la Juventus pasó a la selección de su país por dos años (2014-16) y luego al Chelsea, donde obtuvo una Premier League y una FA Cup en dos temporada (2016-18). En mayo del 2019 firmó por el Inter de Milán y, tras perder la final de la Europa League ante el Sevilla en su primera campaña, este año logró lo que hasta hace poco era impensado en Italia: quitarle el reinado de Italia a la Juventus, el club que él colocó en el Olimpo del Calcio.

El domingo, con el empate 1-1 entre Sassuolo y Atalanta, . El último festejo ocurrió en el ahora lejano 2010, cuando José Mourinho consiguió el histórico triplete (Scudetto, Copa Italia y Champions League). Conte no ganó los últimos dos torneos, pero sí acabó con una dictadura que él mismo empezó.

Enlace peruano

De Italia a Perú hay más de 10 mil kilómetros de distancia. Pero el fútbol suele unir países con historias. Y la que se contará a continuación no es la excepción. Antonio Conte y su disciplina se cruzaron en la vida de Arroé, cuando el ahora futbolista de Sport Huancayo era una promesa en el Siena de Italia.

En mayo del 2010, luego de fracasar con el Atalanta, Conte fue contratado por el recién descendido Siena, equipo con el que logró el ascenso a la Serie A esa misma temporada.

Mientras el entrenador conseguía subir a Primera, en el equipo ‘Bianconeri’ destacaba un habilidoso atacante nacido en Lima (5 de junio, 1992). De nombre Joazhiño, el extremo había llegado a Italia con 14 años en el 2007, luego de hacer divisiones menores en Sporting Cristal y pasar pruebas en clubes como Real Madrid, Roma y Napoli, guiado por Fabian Soldini, conocido por mediar en el traspaso de Lionel Messi al Barcelona.

‘Joa’ había ascendido rápidamente de las divisiones menores del club a la reserva. Pero no lograba el último paso: debutar con el primer equipo. Fue en ese momento que Conte llegó para cambiar su vida por completo.

“Tenía 16 o 17 años cuando recién Siena sube a Primera División. En ese entonces se hacían partidos amistosos entre los que no jugaban el fin de semana y la reserva, donde yo estaba. En un amistoso anoté dos goles y el “profe” (Antonio Conte) se me acercó a decirme que al día siguiente me iban a renovar el contrato y que me iba a integrar al primer equipo, contó en 2019 en una entrevista con el programa ‘Al Ángulo’.

Joazinho Arroé llegó al Siena de Italia a los 14 años. Ahí estuvo casi cinco temporadas y fue dirigido por el italiano Antonio Conte.
Joazinho Arroé llegó al Siena de Italia a los 14 años. Ahí estuvo casi cinco temporadas y fue dirigido por el italiano Antonio Conte.

En la primera charla entre jugador y técnico quedó plasmado que para el italiano la disciplina era y es el único camino al éxito.Me dijo que si no me rompía el alma en los entrenamientos me metía un patadón en el trasero y me regresaba a la reserva. Tenía que poner el cien por ciento, agregó.

Joazhiño debutó el 12 de noviembre del 2009 de la mano de Antonio Conte en la Copa Italia. En la victoria por 2-0 ante el Grosseto, el peruano de 17 años ingresó en los minutos finales. Su segundo y último partido con el Siena fue el 23 de mayo del 2011. Entró en el minuto 80 en la goleada 5-0 sobre el Varese.

Siete días después, el 31 de mayo, el técnico firmó por la Juventus y empezó a agrandar su leyenda. Si como jugador ya había levantado 15 títulos con la ‘Juve’ (cinco Serie A, una Copa Itaia, cuatro Supercopas de Italia, una Copa de la UEFA, una Champions, una Supercopa de Europa, una Intercontinental y una Intertoto), como técnico ya lleva nueve trofeos, . ‘Joa’, por su parte, retornó al Perú para nunca más salir.

“Yo, con 27 años, miro atrás y digo que fui tonto por regresarme y no darme otra oportunidad de seguir allá, preferí irme a un club grande acá (Alianza Lima), que irme a la Serie B. Yo creía que a los 17 años iba a estar jugando en la Serie A y siendo estrella. Ahora me arrepiento”, reflexionó hace poco en una entrevista.

Hoy, los caminos de Arroé y Conte son totalmente distintos. Mientras el entrenador festeja un nuevo título en Italia, el futbolista de Sport Huancayo se alista para enfrentar a Alianza Universidad por la Liga 1. La disciplina es el camino al éxito. Joazhiño y Antonio lo entendieron a su manera.

MÁS EN DT


No te pierdas