Marco Quilca León

“Hay un central peruano que es crack”. Era agosto 2012 y, tras su viaje a Argentina para observar un cuadrangular amistoso de la Sub20, Sergio Markarián regresó con un nombre en la cabeza. El uruguayo, entonces DT de la selección peruana, quedó sorprendido con un jovencito de 17 años que respondía al nombre de Renato Tapia. En ojos de alguien que había dirigido a 23 equipos, ganado 10 títulos y miles de jugadores vistos en 37 años de carrera; las palabras del ‘Mago’ no eran un elogio cualquiera. Eran una verdad que el tiempo se encargó de confirmar. Hoy, nueve años después y con 25 calendarios encima, el ‘Cabezón’ no solo es considerado un referente de la ‘Bicolor’, también brilla en la Liga de España, el cuarto mejor torneo del mundo según la Internacional Federation Football History Statistics (IFFHS).

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más