Pizarro disputó 56 partidos con la camiseta de Alianza y consiguió 27 goles. (Foto: Archivo)
Pizarro disputó 56 partidos con la camiseta de Alianza y consiguió 27 goles. (Foto: Archivo)
Marco Quilca León

siempre fue, futbolísticamente hablando, más alemán que peruano. Un hijo del orden en el campo de juego. Sin embargo, su corazón blanquirrojo -y blanquiazul- nunca ha dejado de latir. El ‘Bombardero de los Ándes’ hizo su , la ciudad en la que inició su conquista de Alemania. Pero también podría hacer uno en Perú, en el corazón de La Victoria, el barrio que tanto lo disfrutó a fines de los 90.

MIRA: Claudio Pizarro: año a año, las cifras que dejó el increíble goleador que se despide en Alemania

“La organización de la despedida aquí es larga, tediosa, entonces una vez que acabe, es donde empezaré a replantearme las cosas para hacer la despedida en Perú. Todavía no sé en qué estadio, pero me gustaría obviamente que sea en Matute, la dejo ahí picando, .

“El Club Alianza Lima expresa su orgullo por la carrera futbolística que ha tenido Claudio Pizarro y le abre las puertas del Estadio Alejandro Villanueva para realizar su despedida en el Perú. ¡Te esperamos!”, .

Pizarro disputó 56 partidos con la camiseta de Alianza y consiguió 27 goles. No logró ningún título pero se convirtió en un embajador del conjunto victoriano por su increíble carrera en Europa, donde siempre mostró su amor por la blanquiazul. De hecho, uno de los momentos que más resaltó en su despedida fue cuando el escudo aliancista se dibujó en el césped del Weserstadion.

No hay fecha, mucho menos hora, pero es muy probable que Claudio Pizarro le diga adiós al fútbol por segunda vez, y de manera definitiva, en el estadio Alejandro Villanueva. Por ello, en Deporte Total recordamos las mejores despedidas y homenajes en Matute.

LEE: UnoxUno: así vimos a la selección peruana en el debut de Juan Reynoso como técnico de la Bicolor

Cubillas y un hasta luego a lo grande

El 16 de abril de 1986, Teófilo Cubillas decidió organizar su partido de despedida. A la altura del único peruano que marcó diez goles en Mundiales, el adiós del ‘Nene’ fue uno de los grandes sucesos de la década. Aunque sería un breve hasta pronto.

Para aquel día se alistó un programa con tres encuentros en Matute: primero se jugó un clásico entre equipos infantiles en el que jugaron los hijos del ‘Nene’, luego se dio otro choque entre los compadres, pero con jugadores ya retirados. De fondo jugaron un equipo reforzado de Alianza Lima y un combinado extranjero denominado “Resto de América”.

Téofilo Cubillas, uno de los primeros peruanos en aparecer en los ábumes Panini de la época.
Téofilo Cubillas, uno de los primeros peruanos en aparecer en los ábumes Panini de la época.

Por pedido expreso de Cubillas, el once blanquiazul contó con la presencia del ‘Cholo’ Rafael Castillo como técnico, mientras que en la defensa arrancó Héctor Chumpitaz, además de Franco Navarro en el ataque. Para dirigir al cuadro rival se invitó a Didí, quien tuvo a su cargo a jugadores como el argentino Carlos Enrique, los chilenos Roberto ‘Cóndor’ Rojas, Elías Figueroa y Carlos Caszely, los uruguayos Atilio Ancheta y Juan Ramón Carrasco, además de los brasileños Paulo César y Gilberto Alves -quien en 1996 fue DT de Alianza-.

Ante 32,762 aficionados y con Enrique Labó como árbitro, los goles se gestaron desde la parte inicial. El primero lo anotó Navarro a los 14′, empatando transitoriamente Paulo César cuando iban 34′. Ya en la segunda etapa fue que apareció Cubillas para sacar un centro hacia la cabeza de Navarro, que marcó el segundo tanto local a los 65′. Pero en su despedida no se podía ir sin anotar, y el ‘Nene’ cumplió apenas dos minutos después al conseguir un penal que él mismo pateó para señalar el definitivo 3-1.

Con aquel encuentro, en La Victoria se marcó la transición entre dos generaciones, ya que también alinearon jugadores como José Casanova y Luis Escobar, parte de la camada de los ‘Potrillos’ que partió en Ventanilla en 1987. La tragedia, pues, fue lo único que al final pudo sacar del retiro a Cubillas, quien tras recibir homenajes e incluso motivar la composición de una canción en su nombre, decidió tener un breve regreso dos años después para darle una mano al equipo de sus amores.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Diego Pizarro, el canterano del Bayern al que no le pesaba “el apellido” y será el único peruano en la despedida de su hermano Claudio

El adiós del goleador

El máximo goleador en la historia de Alianza Lima, Waldir Sáenz vivió una emotiva despedida en el estadio Alejandro Villanueva de Matute en el marco del “Día del Hincha Blanquiazul”.

‘Wally’ fue acogido por casi 25 mil espectadores en Matute. El goleador organizó su despedida y todo se inició por la mañana con la firma de autógrafos de los protagonistas del título de 1997 bajó el mando de Jorge Luis Pinto.

Luego Waldir Sáenz almorzó con los invitados presentes y luego esperó a Paolo Guerrero -quien llegó tarde-, Claudio Pizarro, Carlos Zambrano, César Cueto, José Carlos Fernández, Yordy Reyna, Rinaldo Cruzado, entre otros.

La parte futbolística se organizó con tres equipos: Blanquiazules, Morados y Cruzados. Se jugó un triangular de 30 minutos por cada partido. Paulo Hinostroza buscó lucirse para tribuna y recibió los aplausos, Aldo Olcese fue el que hizo las bromas y Pedro García se animó y anotó un golazo.

Gustavo Roverano privó a la afición de una pintura de Cueto con una gran atajada. Luego Francisco Pizarro le sacó un remate de gol a Tressor Moreno. Fueron algunos de los detalles de la fiesta de Waldir Sáenz, quien se consagró con un doblete, dos trofeos e incluso se falló un penal.

Waldir Sáenz se despidió de la hinchada de Alianza Lima en Matute. (Foto: Martín Herrera)
Waldir Sáenz se despidió de la hinchada de Alianza Lima en Matute. (Foto: Martín Herrera)
ANÁLISIS: Carlos Zambrano y por qué su presencia se ha vuelto tan imprescindible en la selección peruana

Homenaje al ‘Pulpo’

No tuvo un partido de despedida, pero sí fue homenajeado por su gran trayectoria. En noviembre de 2012, luego de 22 años de carrera, Juan Jayo Legario dijo adiós en Matute en su último partido con Alianza Lima. Mientras los aplausos caían de las cuatro tribunas, el ‘Pulpo’ estaba en el centro del campo con una expresión tímida. Hacía mil y una muecas. Las lágrimas se aproximaban, pero este las aguantó. Solo se limitó a agradecer.

Era la última vez que pisaba el césped del Alejandro Villanueva como jugador. Esa tarde dejó de existir en el fútbol. Fue homenajeado por la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP), que le entregó una placa de recuerdo por los 22 años de carrera profesional.

“Estoy emocionado por este homenaje”, alcanzó a decir el ‘Pulpo’, aún aguantando el llanto. De la tribuna caía el incesante coreo de su nombre y se mostraban números ocho, en alusión al dorsal que siempre utilizó en Alianza Lima y la selección peruana.

--------------------

¡PARTICIPA EN LOS #PREMIOSDT!

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más