Marco Quilca León

El fútbol peruano no es precisamente una fábrica de cracks -actualmente solo tenemos 25 jugadores en el extranjero-. Y los pocos que aparecen como agua en el desierto suelen tener tres caminos por delante: perderse en el inmenso mundo de las “promesas”; emigrar a temprana edad y retornar rápidamente; y consolidarse antes de salir con mejores argumentos al fútbol de élite. Pese al contexto adverso, siempre hay motivos para ilusionarnos con el próximo Paolo Guerrero, Jefferson Farfán o Claudio Pizarro. No por posición, sino por legado. La consultora española especializada en análisis de datos, DriblabES, recomendó a Piero Quispe (Universitario, 20 años), Adrián Ascues (Municipal, 19) y Martín Tavara (Sporting Cristal, 22) como los talentos del fútbol peruano a seguir este año en Sudamérica.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más