La última foto de la 'U' en la temporada 2022. Se puede ver a Quina, Barreto, Alonso y algunos otros juveniles que no continuarán. FOTO: Twitter.
La última foto de la 'U' en la temporada 2022. Se puede ver a Quina, Barreto, Alonso y algunos otros juveniles que no continuarán. FOTO: Twitter.
Miguel Villegas

se mira frente al espejo y le saltan dos reflejos: el primero, una cierta estabilidad institucional que le permite generar confianza en nuevos sponsors 2023 -está a punto de cerrar una marca nicho-, cerrar el año con una relación más amigable de sus hinchas en el estadio Monumental -casi 120 mil personas en sus últimos cuatro partidos de local- y la imagen de que en el club trabaja gente seria, honesta, que está tratando de sentar las bases nuevas de un club en ruinas -el CAR para menores en Vidu-, que hace poco parecía rumbo a la liquidación.

La otra, sin embargo, es catastrófica: la U completó 9 temporadas sin salir campeón, terminó cuestionado por una hinchada que no se siente representada ni en sus capitanes ni en sus extranjeros y lo peor, sus rivales le respiran la nuca en la polémica tabla de quién es el más campeón del Perú. Cuatro entrenadores en un año, derrotas absurdas, refuerzos que no funcionaron: fue un descalabro deportivo lo de la ’U’ 2022.

Por eso, desde hace una semana, la administración del club trabaja ya en el armado del equipo. Universitario no puede ser otra cosa que campeón el próximo año. Las vigas que sostendrán al equipo 2023 son estas, según pudo conocer Deporte Total: 1. Se acabó el ciclo de algunos referentes del club. 2. Todos los extranjeros deben ser cambiados. 3. La planilla no debe exceder el presupuesto que se maneja hoy.

El caso Yacob

Jugó más de cien partidos en la Premier, pero en la ‘U’ apenas pudo ser titular dos partidos: contra Municipal en julio -aquella noche del blooper- y versus Binacional en agosto. Luego, participó breves minutos en otros seis encuentros en los que demostró cierto don de mando, pero suma lentitud, falta de distancia y una fragilidad que no tiene que ver con su pasado jugando en el Cilindro por Racing, donde se formó. La última reunión entre la administración, la gerencia deportiva y el comando técnico concluyó en la misma ideas: rescindir el contrato por una temporada más con el volante argentino. Es -esta es una opinión personal- la única forma de corregir el grosero error de ficharlo. Y utilizar esa plaza para reforzar al equipo hacia el 2023.

Adiós a Novick

Aunque la U puede resumir en una carretilla más que en una huacha, siempre tuvo en su equipo titular un crack, un número 10 elegante, un volante extranjero que más que correr, desfilaba. Pienso solo en los que vi: Jorge Amado Nunes, el Loco Gonzalez, Guido Alvarenga, Gustavo Grondona. Incluiría al campeón 2002 Nuno Molina, también. Era la justa dosis para un equipo identificado con el sacrificio, un líder que se distinguía a kilómetros, como si usara traje fosforescente. Esa misma línea parecía seguir Hernán Novick, el volante uruguayo que llegó por recomendación de Gregorio Pérez y entre 2021 y 2022 pasó más tiempo en el banco y la terapia, que jugando para el equipo. Este año solo fue titular 5 veces y aunque en las últimas fechas su presencia fue decisiva -con 3 goles incluidos-, el comando técnico de Carlos Compagnucci ha decidido que el vínculo existente por un año más también se resuelva. La negociación con Manuel Barreto no ha concluido pero es altamente probable que para la primera semana de diciembre, Hernán Novick no se presente en los entrenamientos. Se sumará a las partidas de Alberto Quintero y Federico Alonso, los otros dos extranjeros, históricos subcampeones en 2020. Y así se acaba su ciclo en la ‘U’.

Los refuerzos extranjeros

Hoy lunes, 9 de la mañana Universitario tiene cerrados dos refuerzos extranjeros para la próxima temporada. Sus nombres todavía son guardados en secreto, aunque sí se conocen sus perfiles: futbolistas con experiencia de absoluto conocimiento de Compagnucci, con liderazgo para empujar un plantel nuevo que alcanzará hasta el Centenario del club, en posiciones del medio hacia adelante. Lo ha visto directamente Barreto, quien también aceleró en las últimas horas la renovación de dos temporadas para Leonardo Rugel (back) y Jorge Murrugarra (volante), por pedido expreso del entrenador y concretó la primera apuesta para el 2023: Hugo Ancajima, lateral derecho de 24 años ex ADT. ¿Qué falta? En la semana Universitario debe resolver dos urgencias: cerrar con el 9 y con el back -los dos extranjeros, muy probablemente del Río de la Plata- y tener claro si Luis Urruti llegará con la documentación cerrada y la nacionalidad peruana lista para renovar por todo el 2023. El acuerdo de palabra tiene que ver con esta condición. Si llega, se queda. De lo contrario, será muy difícil.