Álvaro Gutiérrez llegó a Universitario a inicios de año en reemplazo de Gregorio Pérez. (Foto: Universitario)
Álvaro Gutiérrez llegó a Universitario a inicios de año en reemplazo de Gregorio Pérez. (Foto: Universitario)
Jasson Curi Chang

Descortesía, silencio y molestia. El paquete completo de cerró la tarde más oscura de en todo el siglo XXI. El 4-1 que le propinó en el propio Estadio Monumental exigía que el técnico uruguayo al menos se ruborizara el rostro ante todos los comentarios que hacía el hincha en redes sociales. Sin embargo, el charrúa usó su tiempo frente a la prensa para dar un monólogo entre la intolerancia y la soberbia.

LEE TAMBIÉN | Goles de Universitario vs. Alianza Lima: revive las anotaciones del triunfo íntimo en el Monumental | VIDEO

¿Cómo es la mañana siguiente a un partido que se parece mucho al fin de una era? Se buscan respuestas urgentes, necesarias y a la altura.

La reunión

Hinchas los domingos, pero directivos de lunes a viernes, en la administración de la ‘U’ decidieron no conversar nada la noche del 4-1 ante Alianza, el resultado más humillante de todos los partidos jugados en el Monumental, desde el 2002. Pactaron una reunión para hoy, en frío, con horario y lugar guardado bajo siete llaves, pero con una agenda única que se resuelve ante esta pregunta: ¿cómo se puede sacar adelante a un equipo con una idea de juego discreta, jugadores en un nivel pobre, y refuerzos que son suplentes? Fuentes a las que tuvo acceso DT coinciden en decir que la propuesta de Álvaro Gutiérrez en la ‘U’ “llegó a su techo”.

La cláusula

El vínculo de Gutiérrez con Universitario se extiende por todo el 2022 y, aunque las formas siempre han sido las mejores -hubo una sola conversación de 20 minutos sobre fútbol donde Jean Ferrari y el técnico arreglaron su contrato-, cuando los resultados no caminan, esto se debe evaluar. En ese sentido, la cláusula de salida del técnico campeón con Nacional de Uruguay en 2019 no sería de un altísimo costo para la ‘U’, si esta se resolviera en los términos adecuados para ambas partes. No es un tema solo económico lo que determinaría si la ‘U’ decida cambiar o no de entrenador.

El futuro

Mucho antes de salir campeón nacional en 1998, Oswaldo Piazza dijo algo que pasó desapercibido, en una conferencia en el Lolo: “Si un técnico pierde un clásico por goleada o tres partidos seguidos, tiene que irse”. Esa lógica, la ultracompetitiva, que no deja margen de error en clubes de urgencias como la ‘U’, funcionó toda esa temporada, al punto que Piazza salió campeón. Lo hizo con un grupo de jóvenes, una institución que ya no pagaba la luz ni el agua y con apenas dos refuerzos acorde a la economía. Ningún escenario es el mismo, pero este tipo de situaciones determinan: no se es el mismo después de un 4-1 en casa ante el clásico rival, con 57 mil personas pagantes en las tribunas. DT pudo conocer que Gutiérrez está dispuesto a seguir o en todo caso, a no renunciar. La conversación de hoy será clave. La ‘U’ tiene que cambiar casi todo: el único plan de juego que tiene -lanzarle la pelota a Valera-, mejor el estado físico -ayer, varios jugadores cremas marcaban con la mirada- y transformar el nivel de sus refuerzos -ni Barco ni los Villamarín juegan y Cayetano cayó en un foso-. Ningún mago lo hará.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más