Redacción DT

El Niza rescindió el contrato de Lamine Diaby Fadiga, el joven delantero de 18 años que reconoció haber robado hace unos días el reloj del danés Kasper Dolberg en el vestuario del equipo, anunció el club francés.

La rescisión del contrato tiene “efecto inmediato”, precisó el club, que añadió que la decisión se ha tomado sin tener en cuenta “consideraciones deportivas y financieras”.

No podemos permitirnos aceptar este tipo de comportamientos y dejar pasar por alto semejante falta”, precisaron los responsables del Niza.

Lamine Diaby Fadiga reconoció la semana pasada ser el autor del robo de un reloj perteneciente a su compañero Dolberg, de un valor de 70.000 euros, ocurrido el pasado 16 de septiembre en el vestuario de los jugadores profesionales del Niza.

El joven delantero pidió disculpas por lo sucedido al club, a Dolberg, internacional danés procedente del Ajax, al capitán Dante y al entrenador Patrick Vieira.

Tras conocerse la decisión del club, Diaby Fadiga trató de explicarse con un mensaje en las redes sociales: “Mi situación de fracaso contrastaba con el éxito y el aura de Kasper, mi compañero. La tomé con él sin ningún motivo, quizá por celos”.

En vez de luchar en la cancha para competirle (el puesto), actué cobardemente con él. Mi acto no estuvo guiado por un afán de lucro, sino por despecho, la frustración y el sentimiento de no estar considerado”, añadió.

La llegada de Dolberg a Niza, había relegado a Diaby Fadiga al equipo juvenil.

Internacional francés sub-18, el joven jugador no debería estar mucho tiempo en el paro, ya que fichó por el París FC, actual colista de la Ligue 2.

Después de que rápidamente nos pusieran al corriente del caso, nos pusimos en contacto con Lamine, quien nos expresó su remordimiento. Este error de juventud no borra sus cualidades humanas y su integridad”, declaró el director deportivo del París FC Pierre Dréossi en un comunicado del club publicado en las redes sociales.