Gwen Goldman fue invitada dar el lanzamiento inicial en un partido de los New York Yankees. (Foto: Twitter Yankees)
Gwen Goldman fue invitada dar el lanzamiento inicial en un partido de los New York Yankees. (Foto: Twitter Yankees)
Redacción EC

En 1961, Gwen Goldman, de 10 años, le escribió una carta a los con la esperanza de ser la cargabates del equipo. Desafortunadamente, su solicitud fue denegada por su género. El pasado lunes, 60 años después, los Yankees cambiaron su decisión y le cumplieron el sueño a Gwen, hoy de 70 años, de ser lo que el mundo del béisbol se conoce como la “batgirl”.

MIRA: Eurocopa 2021 EN VIVO: partidos, resultados y minuto a minuto de hoy 29 de junio

En 1961, el entonces gerente de los Yankees, Ron Hamey, rechazó su solicitud y le respondió: “Si bien estamos de acuerdo con usted en que las niñas son tan capaces como los niños, y sin duda sería una adición atractiva en el campo de juego, estoy seguro de que se puede entender que es un juego dominado por hombres y que una jovencita como usted se sentiría fuera de lugar en la banca de jugadores”.

MÁS INFORMACIÓN: Sha’Carri Richardson, la atleta de EE.UU. que clasificó a Tokio 2020 días después de morir su madre

Pero el actual gerente Brian Cashman recibió hace unos días un correo electrónico de la hija de Goldman, Abby, donde se le contaba la historia de la mujer y se le adjuntó una copia de la carta antes mencionada con fecha del 23 de junio de 1961.

“Algunos sueños tardan más de lo que deberían en realizarse, pero una meta alcanzada no debería empañarse con el paso del tiempo”, contestó Goldman. “Yo mismo tengo una hija, y tengo la más sincera esperanza de que a todas las niñas se les dé la oportunidad de seguir sus aspiraciones en el futuro”.

Sueño cumplido

Gwen llegó a ser la cargabates de los Yankees el lunes por la noche a los 70 años, 60 años después de que la rechazaran. Con un uniforme completo del equipo, Gwen fue invitada a dar el primer lanzamiento de la noche. Luego se paró junto a parte del comando técnico para el himno nacional.

Temblando de emoción, sonrió mientras relataba cómo se sintió estar en el Yankee Stadium ese día para el partido contra Los Angeles Angels. “No sé por dónde empezar, de cuál fue el mejor, ¿Qué es lo que más disfruté?”, dijo durante una conferencia de prensa en la cuarta entrada.

“Toda la pieza, desde caminar por la puerta principal del estadio en la Puerta 2, hasta llegar a un casillero con mi nombre en él que decía ‘Gwen Goldman’ y vestirse, luego caminar hacia el campo”, dijo en declaraciones citadas por . “Me dejó sin aliento. Obviamente me ha dejado sin palabras”, explicó.

“Fue la emoción de mi vida, multiplicado por un millón. Y de hecho, también tuve que estar en el banquillo. Lancé una pelota. Conocí a los jugadores. Sí, sigue y sigue. Habían preparado un día para mí; eso es algo que nunca hubiera esperado”, dijo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

MÁS EN DT...