Renzo Cárdenas, el joven taekwondista que dio el discurso en la candidatura de Lima 2019. (Foto: Prensa 2019)
Renzo Cárdenas, el joven taekwondista que dio el discurso en la candidatura de Lima 2019. (Foto: Prensa 2019)
Patrick Espejo

El rumbo del deporte peruano cambió hace siete años. Fue un 11 de octubre del 2013. Lo que no se pudo cambiar en agosto de 1948 con la , cambió ese día. Lo que no logró la de fútbol en la Bombonera en el 69, o la victoria ante Bulgaria un año después en el Mundial de México; o antes los títulos mundiales de Adolfo Suárez en billar o Felipe Pomar en surf, encontró un giro aquella tarde en Canadá.  Ni las otras medallas olímpicas, incluyendo a la recordada y querida plata del vóley, lo lograron.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: ¿Qué hace que 'Canchita’Gonzales sea la mejor opción para enfrentar a Brasil?

Porque ni el éxito de Vásquez en Londres, ni el de Pancho Boza en 1984 en los Ángeles o el de Juan Giha en Barcelona 1992 le dieron al tiro un escenario de calidad, ni facilidades para entrenar. El título de la ‘Vieja’ Suárez no profesionalizó el billar, que siguió jugándose pero bajo el prejuicio de ser una actividad de cantina y broncas, como en las películas estadounidenses. El título de Pomar no modificó la imagen que se tenía del surf ni la dotó de un centro especial, algo que tampoco se pudo lograr en esencia con las históricas victorias de Sofía Mulanovich en el 2004.

Pero ese 11 de octubre del 2013 se disputó un partido clave en un auditorio en Toronto. El Perú recibía el respaldo de la dirigencia deportiva de toda América y, con ello, el encargo de organizar los Juegos Panamericanos y ParaPanamericanos seis años después. Tenía al frente a tres retos grandes. 1. Necesitaba modernizar su infraestructura; 2. Debía encontrar la capacidad para organizarlo; 3. Debía prepararse para disfrutar de la fiesta, no solo aplaudir a los que venían.

Un ejemplo: La última piscina que se había construido había sido la del Campo de Marte allá por los años Sesenta. No recuerdo el año exacto, pero sí que se debió esperar casi 60 años para tener un Complejo Acuático de primer nivel, y no solo una piscina. La pista atlética es de la misma calidad que se verá, virus mediante, en Tokio el próximo año. Rugby, sóftbol, béisbol, hockey sobre césped tienen campos de talla mundial. El surf, el deporte más exitoso de los últimos 25 años tiene por fin un Centro de Alto Rendimiento en el paraíso de la tabla, en Punta Rocas.

El deporte y el para deporte peruano creció. Qué pena que la pandemia cortó la viada, pero ojalá que otros 10 mil niños o más vuelvan a juguetear y a aprender los secretos del deporte en las sedes donde compitieron 108 medallistas olímpicos, como lo hicieron entre enero y marzo.

El éxito de ese 11 de octubre del 2013 no estuvo centrado en el la idea de una persona o institución; estuvo en el trabajo en equipo. En la confluencia de esfuerzos hacia un objetivo común. Y el éxito en la organización, el haber alojado a casi 10,000 personas en la Villa, haberlos llevado a sus lugares de competencia sin un solo atraso, dice que cuando todos se unen, se alcanzan los objetivos.

, en el que se alistan los próximos atletas olímpicos. Pero queremos más. El deporte demostró durante la última semana, por enésima vez, que puede ser un impulso. Las Clasificatorias, o Eliminatorias, como quieran llamarlas, nos pegó al televisor y lo hará hoy de nuevo; como lo fue la hazaña de Nadal en París y la victoria de Los Lakers en la burbuja de la NBA. El deporte demuestra que está sano, y que en tiempos de distanciamiento, puede unir a las personas.

Toca esparcir esta semilla en todo el país, que todos los que viven y entrenan en el interior puedan alistarse con seguridad, en pos de más éxitos. Los 30 millones de fanáticos por el Perú se lo agradecerá.

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Perú: las claves de Ricardo Gareca para volver a superar a Neymar y compañía | VIDEO
Brasil, junto a Colombia, es el rival al que Ricardo Gareca más veces enfrentó y estas son las claves que debe tener en cuenta para volver a ganarle.