El panameño Alberto Quintero sigue siendo una de las principales cartas ofensivas de la 'U'. (Foto: AFP)
El panameño Alberto Quintero sigue siendo una de las principales cartas ofensivas de la 'U'. (Foto: AFP)
Pedro Canelo

En esta asignatura de verano llamada fase 1 de la Copa Libertadores, Universitario aprobó por muy poco. Lo que pudo ser una calificación sobresaliente terminó dejando algunas dudas. En el polideportivo de Cachamay, el alumno más aplicado del profesor Gregorio Pérez fue Jonathan dos Santos. El uruguayo, con su gol del empate ante Carabobo, cumplió los deberes. De todos modos, la ‘U’ está llevando una tarea pendiente a casa.

La igualdad 1-1, como visitante en Puerto Ordaz, no está para desbordar de entusiasmo. Si la ‘U’ quiere crecer y hacerse más competitivo, debió ser más eficaz y sacar este encuentro adelante. Le costó demasiado.

Dentro de lo más rescatable estuvo el planteamiento durante los 90 minutos. Los cremas asumieron la responsabilidad de sacar un resultado positivo y adelantaron sus líneas desde el primer momento.

Gregorio Pérez tiene una semana para resolver el tema de la eficacia. Es importante llegarle al rival, sin embargo, hubo poca claridad en las últimas líneas. Los pocos remates directos al arco fueron resueltos por el portero venezolano Ángel Hernández, quien por voto casi unánime se llevó la distinción a mejor hombre de la cancha.

Si bien la ‘U’ tiene jugadores para buscar el gol, queda la sensación de que en el primer balón perdido por Donald Millán o Alejandro Hohberg habrá muchas opciones de que el rival haga daño. Ni Nelinho Quina ni Federico Alonso fueron garantía en defensa. Esa última línea es una deuda que debe resolverse antes de la revancha del próximo martes (7:30 p.m.), en el estadio Monumental de Ate.

—El tiempo: otro rival—

“Esperaba más de la ‘U’ y menos de Carabobo”, dijo con algo de ironía Gregorio Pérez. Universitario de Deportes está lejos de mostrarse como un equipo compacto. Hay intención de evolucionar como equipo con perfil más agresivo, de encontrar variantes, pero el tiempo ha sido otro rival.

El zaguero uruguayo Federico Alonso no se mostró muy seguro en la defensa merengue. Es uno de los que tiene que mejorar. (Foto: AFP).
El zaguero uruguayo Federico Alonso no se mostró muy seguro en la defensa merengue. Es uno de los que tiene que mejorar. (Foto: AFP).

Un nuevo entrenador y una base en el once titular con modificaciones han llevado a esta situación donde en la ‘U’ todo se hace urgente. Así estaban planteadas las reglas de juego desde diciembre. Este empate, al menos, abre una puerta para que no se apague la ilusión de avanzar a la fase 2 de la Libertadores.

Para el técnico charrúa ahora llegan tiempos de decisiones. ¿Luis Urruti o Hohberg? ¿Alexander Succar y Dos Santos juntos? ¿Solo puede jugar uno? ¿Alberto Quintero es indiscutible arriba? Pérez tiene que encontrar esas respuestas en menos de siete días. Su recompensa será un equipo con más gol.

A Carabobo le bastaron diez minutos de reacción al inicio del segundo tiempo para sumar el primer tanto. Edson Tortolero superó en el juego aéreo a la zaga crema para sorprender con el 1-0. Para mejorar hay que aceptar las debilidades: la ‘U’ aún luce como un equipo vulnerable. Es lo que más le costará solucionar.

Tuvo que ser Dos Santos quien salve la tarde. El uruguayo demostró que olfato tiene y, a veces, puede ser suficiente para sumar. Un triunfo por cualquier diferencia llevará al club estudiantil a la próxima etapa. Más eficacia, más anticipación en defensa y más fluidez de juego en el medio. Todo eso podrá sumar para que la próxima estación sea Cerro Porteño de Paraguay. El medio pasaje ya lo tiene este Universitario. No debió costarle tanto.

TE PUEDE INTERESAR: