Luis Advíncula y Carlos Zambrano jugaron juntos en Boca Juniors por primera vez.
Luis Advíncula y Carlos Zambrano jugaron juntos en Boca Juniors por primera vez.
Marco Quilca León

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Domingo 12 de noviembre de 1961. El fútbol aún se trasmite en blanco y negro, y no existe la instanteniedad del internet; pero dos peruanos están haciendo historia en La Bombonera. Víctor Benitez y Miguel Loayza, vestidos de azul y oro, se convierten en los primeros y los últimos futbolistas nacionales que disputan un superclásico argentino. Con los dos en cancha, derrotó 3-1 a por triplete del brasileño Paulo Valentim. Cinco décadas después, ya con imágenes en ultra HD y 4K, y son tendencia en Twitter y demás redes sociales. Los defensores arrancaron en la del ‘Xeneize’ ante el ‘Millonario’ por los octavos de final de la Copa Argentina.

LEE TAMBIÉN: Sifan Hassan: de refugiada en los Países Bajos a protagonizar uno de los videos virales de Tokio 2020

En medio de los festejos por el triunfo -segundo mano a mano que le gane Boca a River en este 2021-, ‘Lucho’ y el ‘León’ tienen su propia celebración. Los dos acaban de poner su nombre en las páginas doradas de uno de los clubes más populares del mundo. y .

Luis Advíncula debutó con la camiseta de Boca Juniors en el clásico ante River Plate. (Foto: Boca Juniors)
Luis Advíncula debutó con la camiseta de Boca Juniors en el clásico ante River Plate. (Foto: Boca Juniors)

Advíncula se convirtió en el undécimo peruano en el club de la Ribera. A los tres antes mencionados se les suma Julio Meléndez, Walter Ormeño, Carlos Gómez Sánchez, Héctor Bailleti, Luis La Fuente, Ñol Solano y José Pereda. Todos dejaron huella, la misma que esperan dejar Luis y Carlos.

Como ‘Lucho’ y Zambrano, a lo largo de la historia son varios los peruanos que compartieron vestuario en un equipo grande. A continuación repasaremos los casos más resaltantes.

Neymar: recuerda a los jugadores que descuidaron su peso
Neymar pasa sus vacaciones junto a varios amigos y parte de su familia. Pero, sin duda, lo que más comentarios ha generado durante las últimas horas ha sido su dudoso estado de forma. Aquí recordaremos a los futbolistas criticados por su sobrepeso.

Pizarro y Guerrero conquistando Alemania

Claudio Pizarro es principio y final en el Bayern Múnich. Fue el primer peruano en llegar al gigante alemán y por ahora el último. Después de él estuvieron su hermano menor Diego, Paolo Guerrero y Pier Larrauri. Aunque solo el ‘Depredador’ jugó en el equipo principal. De hecho, Claudio y Paolo compartieron vestuario en el cuadro bávaro.

En septiembre de 2002, un joven Guerrero de 18 años dejó todo en Perú (familia, amigos y Alianza Lima) y se marchó a Alemania. El Bayern invitó al delantero peruano a pasar pruebas y ver si su adaptación al fútbol de élite iba a ser buena. En esos primeros días en tierras germanas, Paolo recibió el apoyo de Pizarro que jugaba su cuarta temporada en la Bundesliga y la segunda con el cuadro muniqués.

El apoyo de Claudio Pizarro le hizo mucho bien a Paolo. Era como su hermano menor, reveló hace algunos años Jaime Duarte, el ídolo de Alianza Lima que dirigió al ‘Depredador’ en las inferiores del club íntimo. En Múnich, Guerrero no la pasó bien al inicio, pero fue mejorando poco a poco hasta ganarse un lugar en el primer equipo. “En Perú mi mamá me hacía todo. En Alemania nada. A veces tuve que cocinarme, pero me salía malísimo. Con el idioma también sufrí bastante”, contó el atacante en una entrevista.

Recién en 2004, el ahora goleador histórico de la selección peruana pudo debutar con el Bayern. Desde entonces hasta 2006, compartió campo y vestuario con Pizarro. El primero, al no ser titular, buscó nuevos aires en Hamburgo; mientras que el ‘Bombardero’ se quedó y empezó a construir su leyenda. Ambos ganaron dos Bundesligas, dos Copas de Alemania y una Copa de la Liga de Alemania.

Farfán y Zambrano, juntos en Schalke

Desde junio de 2008, los peruanos empezamos a relacionarnos más con Gelsenkirchen, la ciudad alemana que queríamos como nuestra pese a no conocer absolutamente nada de ella. Tras cuatro años exitosos en Eindhoven, Jefferson Farfán llegó al norte de la cuenca minera de Ruhr para ser el segundo futbolista nacional en jugar en el Schalke 04. La ‘Foquita’, con casi 24 años, llegaba como figura. Carlos Zambrano, con 19 calendarios encima, lo esperaba con los brazos abiertos aunque aún estaba en las divisiones menores desde el 2006.

A diferencia del ‘León’ (debutó en agosto del 2009 y se fue a mediados del 2010), Jefferson Agustín trazó un camino victorioso hasta ser considerado uno de los mejores jugadores en la historia del club.

Jefferson Farfán y Carlos Zambrano.
Jefferson Farfán y Carlos Zambrano.

Ambos compartieron grandes momentos en el día a día, pero dentro del campo muy poco. De hecho, el defensor apenas disputó 16 partidos con el Schalke antes de irse cedido al St. Pauli en busca de más oportunidades.

Vargas y Cominges, los Juanes de Colón

Formados en la categoría 83 de Universitario de Deportes, los Juanes, Cominges y Vargas, vieron cómo sus caminos se separaban y se juntaban. ‘Juanchi’ tuvo que dejar Ate y debutó en 2002 con Bolognesi; el ‘Loco’ también se estrenó ese año, pero sí con su querida crema. En la temporada 2003, Ángel Cappa los juntó en la ‘U’. Al año siguiente, nuevamente tomaron distintos senderos.

En 2005, Vargas y Cominges cruzaron la frontera para nuevamente reencontrarse. Esta vez en Santa Fe. Juan Manuel llegó a Colón después de haberse cansado de romper redes en los arcos del Descentralizado. Con la crema marcó ocho tantos con una fórmula repetida que luego se volvió una especialidad de la casa: bombazo de zurda desde afuera del área.

‘Juanchi’ tuvo grandes actuaciones con Sporting Cristal en 2004 y el mismísimo Chemo del Solar, quien en aquel entonces integraba una dupla técnica junto al argentino Juan Antonio Pizzi, lo pidió para llegar al fútbol argentino. En 2006, Cominges se fue a Estudiantes de La Plata, club con el que ganó el Apertura. Vargas se mantuvo en Santa Fe y luego dio el salto a Europa.

Guerrero, Brasil y los peruanos

Paolo Guerrero fue promesa en Alemania y cumplió su sueño mundialista en Rusia. Pero fue en Brasil, la tierra del pentacampeón del mundo, donde se sintió un goleador de clase mundial. Después de una década, el ‘Depredador’ dejó Alemania en 2012 para jugar por Corinthians de Brasil. En el ‘Timao’ se encontró con Luis Ramírez. ‘Chachito’ ya estaba en el club desde 2011, aunque aún no se consolidaba del todo.

Ese 2012 fue excelente para los peruanos. Ramírez fue parte del equipo que consiguió la Copa Libertadores 2012, pero para la segunda parte de la temporada no estuvo presente por lesión y vio desde Brasil cómo Guerrero anotaba el gol al Chelsea para darle el Mundial de Clubes al Corinthians.

‘Chachito’ fue prestado en 2013 al Ponte Preta, volvió en 2014 y nuevamente se fue, ahora al Botafogo. Paolo se quedó hasta 2015 anotando 52 goles y luego se fue al Flamengo.

En el ‘Mengao’ fue recibido como una estrella (la torcida le compuso una canción), pero no pudo mejorar sus números anteriores: jugó 112 partidos y anotó 43 goles. Un promedio de 0,39. Algo muy bajo por lo esperado. Sin embargo, el delantero interfirió para la llegada de Miguel Trauco en 2017.

Me preguntaron por él. Es un gran jugador. Está en un momento bueno. Esperemos que se concrete. Llegaría a un gran club, señaló Paolo a fines del 2016, días antes de que se haga oficial el arribo del lateral al cuadro brasileño.

Guerrero y Trauco ganaron el Campeonato Carioca en 2017 y la Taca Guanabara en 2018. La conexión entre ambos ayudó a que la selección peruana logre la clasificación al Mundial después de 36 años. Luego de la Copa del Mundo, el delantero se fue al Internacional de Porto Alegre después del Mundial, mientras que el lateral se quedó hasta agosto del 2019, cuando fichó por el Saint-Etienne.

Otros casos

Las parejas antes mencionadas no son los únicos casos de peruanos triunfando en el mismo club. Percy Rojas y Eleazar Soria fueron campeones de la Copa Libertadores en 1975 con Independiente de Avellaneda. César Cueto y Guillermo La Rosa dejaron huella en el fútbol colombiano en los 80, primero en Atlético Nacional y luego en América de Cali. Pedro Aicart y Hugo Sotil compartieron vestuario en ese mítico Barcelona de Johan Cruyff que goleó 5-0 al Real Madrid en el mismísimo Santiago Bernabeu. Y así como ellos, hay más.

JUGADORESCLUB
Pedro Aquino y Luis AdvínculaLobos BUAP (MEX)
Raúl Ruidíaz y Andy PoloMonarcas Morelia (MEX)
Junior Viza y Jair CéspedesHapoel Petah-Tikvah (ISR)
Alberto Rodríguez y André CarrilloSporting Club (POR)
José Carlos Fernández y Juan Diego Gonzáles-VigilDeportivo Quito (ECU)
Henry Quinteros y Hernán RengifoLech Poznán (POL)
José Carlos Fernández y Gianmarco GambettaArgentinos Jrs. (ARG)
Nelinho Quina y Johan SotilKVC Westerlo (BEL)
Santiago Acasiete y Miguel RebosioAlmería (ESP)
Manuel Corrales y Wilmer AguirreMetz (FRA)

MÁS EN DT

VIDEO RECOMENDADO

Memphis Depay se perfila como candidato a liderar el nuevo Barcelona
El espectacular inicio de Memphis Depay en el Barcelona hace pensar a más de uno, que puede dar muchas alegrías a los aficionados culés. El neerlandés está encantado con su presente y espera triunfar al lado de Lionel Messi en un renovado equipo azulgrana.