Marcos López podría ser el décimo peruano en la liga neerlandesa, un torneo en el que brilló Jefferson Farfán a principios del 2000. (Foto: Composición)
Marcos López podría ser el décimo peruano en la liga neerlandesa, un torneo en el que brilló Jefferson Farfán a principios del 2000. (Foto: Composición)
Marco Quilca León

No fue el primero. Antes que él, Roberto Lanatta (RKC Waalwijk), Víctor Hugo Colchado (FC Den Bosch) y Enrique Santillán (FC Utrecht) descubrieron un nuevo mundo en Holanda (hoy Países Bajos). Pero , en junio de 2004, abrió el portón de la Eredivisie para darle paso a sus compatriotas. Después del ciclo exitoso de la ‘Foquita’ en el PSV Eindhoven (2004-08), nueve peruanos llegaron a la liga holandesa. Y pueden ser diez si se concreta el fichaje de al Feyenoord.

ENTREVISTA | Néstor Bonillo sobre el repechaje: “Fue el vestuario más triste que me tocó vivir desde que me dedico a esto”

Reimond Manco y Beto da Silva intentaron seguir los pasos de Farfán en el PSV, pero ninguno destacó como el actual jugador de Alianza Lima que ganó seis títulos. Renato Tapia llegó al Twente con apenas la mayoría de edad y se consolidó pasando luego por el Feyenoord y Willem II; hoy está en el Celta español. Miguel Araujo, Sergio Peña y Didier LaTorre fueron los primeros en ponerse la camiseta del Emmen. Se quedó solo el central -capitán y referente- para esperar las llegadas de Jean Pierre Rhyner (hoy en el Schaffhausen suizo) y los recién contratados Fernando Pacheco y Gonzalo Sánchez.

La noticia del posible arribo de López, a sus 22 años, al Feyenoord es espectacular por donde se le mire. No solo tendremos un peruano más en Europa, sino que jugará en un club que siempre pelea arriba con el Ajax y PSV y en una liga considerada como “trampolín” para los latinoamericanos que sueñan con dar un salto a las grandes ligas europeas.

El ejemplo más cercano a seguir es el de Renato Tapia. El ‘Cabeza’ jugó siete años en Países Bajos, en una liga que no tiene límites de jugadores extracomunitarios (extranjeros que no pertenecen a la Unión Europea). “Para un jugador sudamericano es importante tener un pasaporte comunitario. La gente no sabe que son muy pocas las ligas donde no hay límite de cupos para jugadores extracomunitarios. Son muy pocas y no son tan competitivas como la inglesa, la española o la alemana”, dijo el volante en una entrevista.

“Yo creo que hay dos mercados que son utilizados como trampolín por los futbolistas latinoamericanos: Portugal y Países Bajos”, nos dice Adrián Cabrejo, fundador de la recordada página “Embajadores Criollos”, dedicada a darle seguimiento a los peruanos en el exterior hasta hace poco. “En el caso de López, creo que le ha servido mucho estar en una liga que también es vista como trampolín para Europa como la Major League Soccer”, añade. La MLS dejó de ser solo un torneo que atrae cracks en la última etapa de su carrera para convertirse en una máquina exportadora: en el mercado de fichajes anterior, vendieron 33 futbolistas al Viejo Continente. El peruano podría ser uno más en la lista de este mercado de pases.

ANÁLISIS: Juan Reynoso vuelve a la selección peruana: Cómo dejó la Bicolor hace 22 años y cómo la encuentra ahora

La Eredivisie, un trampolín

Son tiempos de escasez para el fútbol peruano. Solo Renato Tapia, en el Celta de Vigo, es el único que nos representa en una de las cinco grandes ligas europeas. Atrás quedaron los Pizarro, Guerrero, Farfán, Vargas y el propio Carrillo con una breve incursión en la Premier League. Por eso, que Marcos López tenga en sus manos la chance de llegar a Países Bajos, emociona. Es una vitrina que también utilizó el argentino Lisandro Martinez, quien jugó en Ajax desde 2019 hasta la temporada pasada y hoy está en el Manchester United.

“A López lo ayuda estar en la MLS, porque ya es un futbolista que tiene la capacidad para jugar en la alta competencia. La liga norteamericana es claramente mejor que el fútbol peruano. Sería más complicado, por ejemplo, que lo vieran en Sporting Cristal (el club donde debutó) y lo llevaran directamente al Feyenoord, sería prácticamente imposible porque sería una apuesta excesivamente arriesgada. Más o menos como el caso de Beto Da Silva que lo tuvieron jugando en el filial del PSV. Pero no, López ya es un futbolista contrastado en selección y en una liga que es competitiva. Por eso creo que lo vienen a buscar”, dice Cabrejo.

FutbolistaClubAño
Roberto LanattaRKC Waalwijk
Víctor Hugo ColchadoFC Den Bosch
Enrique SantillánFC Utrecht
Jefferson FarfánPSV2004
Reimond MancoPSV2008
Beto da SilvaPSV2016
Renato TapiaTapia2013
Miguel AraujoEmmen2019
Sergio PeñaEmmen2019
Jean Pierre RhynerEmmen2021
Didier La TorreEmmen2021
Fernando PachecoEmmen2022
Gonzalo SánchezEmmen2022

“Hay otros factores que beneficiarían a Marcos. En Países Bajos se juega mucho con el 4-3-3 y López es un futbolista que funciona perfecto en ese sistema. Puede jugar como lateral o extremo. Tiene velocidad, capacidad atlética, un estado físico que puede ser mejorado en Europa”, analiza. De hecho, el exCristal ya jugó en la selección como lateral por izquierda en reemplazo de Miguel Trauco o como extremo.

López, aún en el San José Earthquakes (no se sabe si jugará este miércoles ante el Inter Miami por la MLS), llegaría a un club grande de Países Bajos. Tapia estuvo ahí y sabe lo difícil que es mantenerse. No solo pelea la Eredivisie (en 2017 la ganó), sino también se mantiene en el plano internacional: fue finalista de la última Conference League.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más