Con dos títulos cada uno en el Gran Premio Nacional de Carreteras, Nico y el ‘Mono’, dos de los mejores pilotos peruanos de los últimos tiempos, son los candidatos al título.
 (Foto: ITEA Comunicaciones)
Con dos títulos cada uno en el Gran Premio Nacional de Carreteras, Nico y el ‘Mono’, dos de los mejores pilotos peruanos de los últimos tiempos, son los candidatos al título. (Foto: ITEA Comunicaciones)
Christian Cruz Valdivia

“Es una carrera para pensantes”, dicen y se miran buscando a uno con esas características. Así bromean, así se llevan. y , dos de los principales pilotos nacionales de los últimos años, animarán una vez más el Gran Premio Nacional de Carreteras .

Desde el 2012 no se cruzan en la competencia oficial. Estuvieron en el 2013, pero Nico solo corrió el Superprime. Así que luego de cinco años volverán a estar frente a frente, compitiendo rueda a rueda.

“Cuando uno se sube al auto de carreras, todos son rivales”, indica Fuchs y todo queda ahí, en la pista, pese a muchos comentarios que buscan llevar eso más allá del deporte y generar una rivalidad eterna. “Todo lo que se dice alrededor no nos preocupa”, sentencia sobre el tema.

“La tranquilidad de correr con pilotos como Nico es que no te preocupas de que el otro va a hacer algo irresponsable”, responde Orlandini. Existe un respeto a los galones que cada uno ha ganado dentro y fuera del país, y toda esa experiencia se verá en este Caminos del Inca, que empieza este sábado con el tramo Nasca-Arequipa, pero que hoy tendrá la partida simbólica en la Costa Verde de Magdalena desde las 8 de la noche.

—Eternos favoritos—

Ambos tienen dos victorias oficiales en Caminos del Inca (2009 y 2012 para Nico, 2010 y 2011 para el ‘Mono’) y en esta buscarán el ‘tri’. Lo mismo que José Luis Tommasini, ganador en el 2014 y 2015. Son candidatos, sin duda, pero en esta prueba es “esperar que Caminos del Inca te elija como ganador”, como siempre repite Orlandini.

“Es larga y cansada”, añade Fuchs. Y en un cálcu-lo rápido entre ellos aseguran que es como correr las siete fechas de un Campeonato Mundial WRC2 en una semana. “Caminos del Inca cambia de un día a otro. La hoja de rutas es referencial porque no encuentras lo que viste el día anterior”, comenta Orlandini, quien el año pasado ganó esta prueba pero estuvo inscrito como copiloto de Jhon Navarro.

“Los dos somos buenos pilotos y sabemos lo que hacemos en la pista”, finaliza la charla Fuchs.

Desde este sábado habrá que ver en carrera al 642, el coche con el que Nico fue campeón mundial de producción en el 2013 y en el que volverá a estar junto a Fernando Mussano, y al 616 con el naranja ya tradicional del apellido Orlandini y nuevamente junto a Navarro.

Pero, claro, es Caminos del Inca y siempre es más sensato no augurar nada hasta que la bandera a cuadros elija a su ganador.

No te pierdas