Christian Cruz Valdivia

Mientras los golpes cruzan la cancha, en las graderías Luis Horna mira atento. Hipnotizado. Disfruta del tenis, pero también de ver la tribuna de la cancha central del Jockey llena, con los peruanos que dicen presente en el certamen. Es un dejavú. A un lado, Juan Pablo Varillas firma autógrafos en la previa del certamen. Lucho no pierde tiempo y ya cruza palabras con Diego Junqueira, entrenador de Juanpa, hoy raqueta número 1 del país. Es su manera de estar vigente: Horna aparece por todos lados cuando de este deporte se trata.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más