Guadalupe Gonzáles dio positivo el octubre pasado por dopaje, lo cuyal le costó una suspensión de cuatro años, lo cual la dejó fuera de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 (Foto: AFP)
Guadalupe Gonzáles dio positivo el octubre pasado por dopaje, lo cuyal le costó una suspensión de cuatro años, lo cual la dejó fuera de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020 (Foto: AFP)
Redacción DT

La marchista mexicana, Guadalupe Gonzáles, fue sancionada con cuatro años de inactividad deportiva tras dar positivo a la prueba antidopaje. El examen se le realizó el octubre pasado y le costó el decirle a dios a muchas competencias; entre ellas, los Juegos Olímpicos Tokyo 2020.

Tal como afirmó la misma deportista, el ingerir carne previo a que se le realice el examen habría causado que su cuerpo se infecte de trembolona, la sustancia hallada en su organismo.


A Gonzáles se le detectó anemia meses antes, por lo que sus doctores le recomendaron el consumo de carne para superar este mal. La deportista aseguró que en aquella oportunidad, comió un bisteck, filete y cinco tacos al pastor, tal como anunció la Unidad de Integridad Atlética de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF).

Sin embargo, la Unidad de Integridad Atlética detectó contradicciones por parte de la deportista, pues en primera instancia no declaró sobre la anemia que la aqueja y además, aseguró haber consumido solo frutas y verduras; mas no carne.

A pesar de lo antes nombrado, la decisión de la IAAF es apelable, pues la defensa de la deportista deberá demostrar con pruebas contundentes de que ella no quiso sacar ventaja de la trembolona adquirida.