Renzo Gómez Vega

No es una exageración cuando se dice que ha logrado la victoria más impresionante de su carrera. En el Swiss Open Gstaad, el torneo de tenis que se disputa al sudeste de Suiza, en la frontera con Francia, el peruano ha derrotado a un top 20, el rival más consagrado al que le ha dado la mano al final del encuentro.

Varillas ha revalidado las expectativas que el circuito tiene sobre él: que a sus 26 años está aproximándose cada vez con más firmeza al top 100, ese selecto grupo de tenistas que se distancia del resto por su físico, su técnica y, sobre todo, su mente.

LEE TAMBIÉN: Juan Pablo Varillas venció a Roberto Bautista en Gstaad: la victoria del peruano contra el número 19 del mundo

Fue el clima el que se interpuso ayer en su camino a la gloria. Varillas le iba ganando por un set (un 7-6 ajustadísimo) al español Roberto Bautista Agut. Ni más ni menos que el actual N° 19 del ranking ATP, con una hoja de vida brillante a sus 34 años: alguna vez semifinalista en Wimbledon, tres victorias sobre el serbio y, por si fuera poco, campeón de la Copa Davis 2019 junto a Rafael Nadal y otros ‘salvajes’ de la raqueta.

A todo eso se enfrentaba Varillas. Sin embargo, al cielo se le ocurrió llover inconteniblemente cuando estaban empatados 5-5 en el segundo parcial. A los jueces no les quedó de otra que suspender el partido.

Juan Pablo Varillas obtuvo una medalla de bronce en dobles de los Juegos Panamericanos Lima (Foto: Asociación Argentina de Tenis)
Juan Pablo Varillas obtuvo una medalla de bronce en dobles de los Juegos Panamericanos Lima (Foto: Asociación Argentina de Tenis)
/ Photosniper

Varillas, con el pecho caliente, regresó a su silla. Se secó el sudor y se puso a esperar. Bautista Agut no juntó sus manos, pero agradeció en su mente. De eso podemos estar seguros.

Luego de un buen rato, la lluvia cesó, y entonces ambos gladiadores volvieron a la arena, en Suiza. Varillas seguía entonado y no decayó en su juego: se puso 6-5 a tiro de la victoria, cuando nuevamente el cielo decidió su suerte.

Y ahora sí el peruano no tuvo más chanches de aprovechar su estado de gracia. El encuentro se postergó definitivamente por mal tiempo, en la parte más infartante de los octavos de final del Swiss Open Gstaad ATP 250.

Se reanudó hoy. Y aunque podía haber la posibilidad de que Varillas se relajara, no ocurrió y sentenció el juego con un 7-5, clasificándose así a los cuartos de final, donde enfrentará al austriaco Dominic Thiem. Varillas, recordémoslo, ya había dejado en el camino al italiano Lorenzo Sonego, N° 60 del ranking ATP.

, hoy se graduó. Que nada arruine su ascenso.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más