La selección de vóley recibiendo su medalla de plata en los Juegos Olímpicos Seúl 1988.
La selección de vóley recibiendo su medalla de plata en los Juegos Olímpicos Seúl 1988.
Mafe Lovatón Espinel

No hace mucho el era reconocido internacionalmente y peleábamos junto a otras potencias por ser la mejor selección. La época dorada del vóley nacional llegó gracias a un visionario del deporte: Man Bok Park. El entrenador coreano que arribó al país sin saber nada de castellano y que así nos llevó entre lo más alto del vóley mundial.

Man Bok Park se encontró con un grupo de jugadoras excepcionales que por cosas del destino coincidieron y a las cuales pudo sacarles su mejor potencial. Rosa García, Natalia Málaga, Gabriela Pérez del Solar y Cecilia Tait fueron algunas de estas voleibolistas que pronto se volvieron figuras y referentes del equipo nacional e ilusionaron a todo un país.

Man Bok Park y la selección peruana que viajó a los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.
Man Bok Park y la selección peruana que viajó a los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

Entre los títulos que consiguieron están el subcampeonato del Mundial Juvenil de México 1981 y de Perú 1982. La medalla de bronce en el Campeonato Mundial de Vóley Femenino en 1986 y el más recordado por muchos la presea plateada en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

Aquellos momentos de gloria parecen hoy muy lejanos en un deporte que ha perdido su rumbo en nuestro país. Lamentablemente el vóley peruano ya no es lo que era antes, muchas generaciones de futuras promesas se han perdido por la falta de una buena gestión y de apoyo de su propia Federación.

No se puede negar que hay un gran grupo de jugadoras que en la actualidad visten los colores nacionales con orgullo. Pero pese a sus grandes esfuerzos y más allá de los resultados falta mucho camino por recorrer para que el vóley peruano vuelva a donde estaba antes.

Aún así en la memoria de los fanáticos nacionales viven estos irrepetibles momentos con la esperanza de volver a vivirlos y que el vóley peruano sea nuevamente una potencia. Por eso ahora ha llegado el momento de definir quién es la mejor voleibolista peruana de las últimas tres décadas votando en los Premios DT.