Vía NFL Game Pass, sigue el Super Bowl 2022 y Show de medio tiempo en California, Estados Unidos.
Vía NFL Game Pass, sigue el Super Bowl 2022 y Show de medio tiempo en California, Estados Unidos.
Redacción EC

Vía ONLINE | ¿Los , un poderoso equipo que juega en su estadio, o los sorprendentes del joven fenómeno Joe Burrow? La 56ª edición del promete emociones fuertes el domingo en el flamante estadio SoFi de Los Ángeles y lo podrás ver vía .

Este recinto, considerado el más caro del mundo con sus 5.500 millones de dólares de presupuesto, se llenará con 70.000 espectadores que disfrutarán también del tradicional espectáculo del entretiempo con figuras del hip hop actual, como Kendrick Lamar, e íconos como Dr. Dre, Eminem, Snoop Dogg y Mary J. Blidge.

CUÁNTO CUESTA NFL GAME PASS

$2,500 pesos mexicanos anuales, pero existe la posibilidad de disfrutar de una prueba gratuita de siete días. Además en esta suscripción está la opción de pagar en cuatro mensualidades de $681.25 pesos mexicanos o $333 pesos mexicanos a la semana. Essential – $1,099 pesos mexicanos al año.

CÓMO VER NFL GAME PASS

Para registrarte y disfrutar de todo el servicio de streaming y en vivo que ofrece NFL Game Pass, primero debes acceder a la página oficial y luego sigue estos pasos:

  • Ve hasta la página principal y haz clic en el botón “Regístrate ahora”,
  • Hecho esto, la plataforma te solicitará que elijas uno de los tres planes disponibles, selecciona el de tu preferencia según las funciones que busques,
  • Una vez elijas el plan de tu preferencia, haz clic nuevamente en el botón “Regístrate ahora” que está justo debajo del plan,
  • A continuación, deberás completar el formulario de registro con tu información básica y justo aquí es cuando vas a ingresar el NFL Game Pass codigo promocional,
  • En la última parte selecciona tu equipo de la liga favorito, confirma que estás de acuerdo con los términos y condiciones de la NFL y de NFL Game Pass,
  • Finaliza el proceso haciendo clic en “Crear cuenta”.

CÓMO FUNCIONA NFL GAME PASS

NFL Game Pass es un servicio de audio y vídeo que transmite vía streaming los partidos de la temporada de la NFL y desde hace un tiempo ofrece a sus fanáticos la posibilidad de estar conectado con sus equipos favoritos todos los días.

CÓMO LLEGAN BENGALS Y RAMS AL SUPER BOWL 2022

La transformación de los Bengals se produjo bajo el mando de otro joven entrenador, Zac Taylor, y especialmente con la dirección en el campo de Burrow, elegido con el número uno del Draft de 2020.

Tras terminar líderes de la División Norte de la Conferencia Americana (10-7), Cincinnati fue tumbando favorito a favorito en los playoffs.

Entre sus víctimas estuvieron los Tennesse Titans, cabeza de serie de la Americana, y los Kansas City Chiefs, vigentes subcampeones. El viernes, Burrow lucía relajado en su última comparecencia ante los medios de comunicación en Los Ángeles. “Estoy cansado de ver vídeos, solo quiero salir a jugar”, aseguró.

Burrow tiene la oportunidad de ingresar en un selecto club de ‘quarterbacks’ que han sido campeones universitarios y del Super Bowl como titulares, al que solo pertenecen Joe Montana y Joe Namath. “No me estoy comparando con nadie”, afirmó. “Intento ser el mejor Joe Burrow que puedo ser”.

Para lograrlo tendrá que confiar en una significativa mejora de su línea ofensiva, que ante Titans permitió que le atraparan hasta nueve veces. El domingo, además, tendrá enfrente a una de las defensas más poderosas de la NFL, con titanes como Aaron Donald y Von Miller.

En el plano ofensivo, los Rams tienen armas más que suficientes para perforar la defensa de los Bengals. Stafford puede apuntar hacia Cooper Kupp, el mejor receptor abierto de la NFL esta temporada, y el carismático Odell Beckham Jr, quien ha reconducido su carrera desde que aterrizó en Los Ángeles en noviembre.

Los Rams también tienen la ventaja, teóricamente, de jugar en su estadio y de tener experiencia reciente en una final. En la plantilla todavía permanecen jugadores que cayeron en el Super Bowl de 2019 ante los New England Patriots de Brady.

Las gradas del Super Bowl volverán a estar completamente pobladas después de que el año pasado, en Tampa (Florida), apenas pudieran asistir 25.000 aficionados debido a las restricciones por el coronavirus.

TAMBIÉN PUEDES LEER

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más