Andrés Litchveld

Desde hace algunos años, sigo la escena de las artes marciales mixtas en el Perú. En el 2018 y 2019 tuve la gran oportunidad de visitar Lima junto a la organización Combate Américas (hoy Combate Global) para ver de cerca a sus talentos, y mapear sus características y estilos de pelea.

A diferencia del resto de la región, el peruano posee una base de lucha que combina con su buen golpeo. Son una cuna de strikers: realmente son precisos, rápidos y combinan con soltura las patadas y los puños. Sin contar a Brasil, cuya tradición en este deporte tiene ya varias décadas, considero que el Perú está en el tope de Sudamérica junto a Chile y Argentina.

Desde se ha visto que han evolucionado en la UFC. es el único referente en la actualidad, pero no es un dato menor que haya conquistado el TUF. Hoy Barzola sigue logrando victorias en Bellator MMA frente a figuras como el excampeón Darrion Caldwell, y eso no cayó del cielo. es otro caso para destacar. Si bien no pudo mantenerse en la UFC, ganó un Grand Prix que realizamos en Lima, derrotando en la final a Erick ‘Ghostpepper’ González, un peleador mexicano-estadounidense que actualmente figura en la UFC.

En Miami, donde vivo y donde se encuentran los gimnasios más competitivos de las artes marciales mixtas, se observa con respeto al Perú. Cada vez se promocionan más circuitos o ligas locales en comparación a los países vecinos. Además, el fanático es culto, obsesivo, y sabe de las MMA.

El nivel de lucha norteamericano es de élite, porque preparan a los muchachos desde la secundaria hasta la universidad. Pero la brecha con Sudamérica se está acortando porque cada vez es más común que la formación de los peleadores comience a temprana edad.

El ‘Niño’ Puelles es uno de esos casos de éxito. Está demostrando gran madurez y temple con solo 26 años. No solo gana, sino que finaliza sus peleas con autoridad. Todo peleador quisiera tener un triunfo sobre una leyenda como Clay Guida. Lo emocionante es que pareciera que Puelles aún estuviera lejos de su mejor versión. Es solo cuestión de tiempo para que más peruanos lleguen y se mantengan en la élite.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más