"Never say never", la frase que impactó a todos en la ceremonia de inducción
"Never say never", la frase que impactó a todos en la ceremonia de inducción
Leonardo Torres Cueva

Pasaron exactamente ocho minutos desde el primer campanazo de su tradicional canción de entrada hasta que pudo pronunciar su primera palabra en su inducción al Salón de la Fama. El American Airlines Center se puso de pie para ovacionar a : palmas, llanto, cánticos de agradecimiento y muchas muestras de amor y cariño para un hombre que le entregó su vida al wrestling. El propio Vince McMahon lo había adelantado: “No sé si él podrá evitar el llanto”. No pudo. El ‘Hombre Muerto’ tuvo tres cortos periodos de lágrimas en los ojos: tras la primera gran ovación, al escuchar el “Thank You Taker” y luego de reaccionar al cántico “Rest in Peace”. El deadman tuvo una inducción a lo grande; sin embargo, cerró su discurso con una frase que dejó a todos sin palabras. Tras ponerse un sombrero y uno de sus característicos abrigos, pronunció: “Never say never” (nunca digas nunca), dejando abierta la posibilidad de una lucha más en su carrera.

MIRA: Kevin Owens: “Stone Cold Steve Austin hizo famosa la paralizadora pero yo sé usarla mejor”
MIRA: Vía FOX Sports, WrestleMania 38 EN VIVO ONLINE - Día 1 y Día 2 de WWE
MIRA: Becky Lynch a El Comercio: “Nadie puede dudar que soy la mejor luchadora de la historia de WWE”

A las 10:32 p.m., en Dallas, específicamente en el American Airlines Center, Vince McMahon ingresó al ring, recibiendo una magnífica ovación del público. El jefe rompió con su tradición y decidió inducir a su mejor creación. The Undertaker por más de 30 años supo ser una de las caras de la WWE, reinventándose con distintos personajes como The American Badass y dándole un brillo especial a WrestleMania con la racha que duró durante 21 ediciones. El líder de la WWE no escatimó palabras para describir al ‘Fenómeno’, a quien puso en lo más alto de la historia de WWE, comparándolo con The Rock, Ricky Steamboat, Bruno Sammartino, Stone Cold Steve Austin o Bret Hart. Luego de casi 10 minutos de discurso, dijo lo siguiente: “Y ahora, es un placer para mí anunciarles al nuevo miembro del Salón de la Fama: The Undertaker”.

El público se puso de pie –me incluyo– para recibir al ícono que marcó la vida de los fanáticos del Wrestling. El reconocido YouTuber Falback se encontraba una fila detrás nuestro y pronunció lo siguiente: “Es el sueño de toda mi vida, siempre quise ver al Undertaker y su mítica entrada”. El reloj marcaba las 10:41 p.m. en Dallas, casi cuatro horas después de haber iniciado el show, cuando retumbaron las campanadas que anunciaban el ingreso de The Undertaker.

Casa llena en el American Airlines Center para la inducción al Salón de la Fama de The Undertaker
Casa llena en el American Airlines Center para la inducción al Salón de la Fama de The Undertaker

Fueron ocho minutos seguidos de puros aplausos, gritos, llantos y cánticos que abrazaron al ‘Hombre Muerto’. Cuando este pasó por la tarima, no hubo ni un solo luchador que no lo aplauda. Luego avanzó hacia el ring y se dio cuenta que todos estábamos de pie. Subió al ring y recibió la primera gran ovación. No pudo ocultarlo más. Las emociones enterraron al ‘Enterrador’. The Undertaker en lágrimas, mientras caminaba por el ring, con la mirada en todas partes, buscando refugio para evitar seguir llorando.

Cuando creíamos que la ovación se iba detener, aproximadamente a los tres minutos, la tribuna sur volvió a estallar. Y esta vez con un cántico. “Thank you, Taker”. Y volvieron las lágrimas en el rostro de la leyenda. Lo mismo sucedió unos minutos después: estalló el cántico “Rest in Peace”, una frase que el deadman inmortalizó. La sorpresa fue mayúscula, no lo esperaba y eso lo llevó a llorar por tercera vez en la noche. Y sin haber dicho nada. Todavía. Repasamos sus cinco mejores frases en su discurso de inducción al Salón de la Fama.

“Yo también te amo”

Durante su discurso, mientras todos permanecíamos en silencio para escuchar las palabras del ‘Fenómeno’, un fanático de la tribuna occidente le gritó: “Undertaker, I love you”. Interrumpiendo su discurso, Taker le respondió: “I love you too”. Esta frase es muy importante, puesto que luego daría más detalles de sus objetivos en el ring y la importancia que le dio al público durante toda su carrera.

“Yo sabía que una buena lucha podría marcar la vida de un fanático en la arena, por eso siempre busqué dar lo mejor de mí”. Y claramente, ese chico que recibió la respuesta de su ídolo ha quedado marcado de por vida. Y eso lo mantuvo a lo largo de su carrera. En el medio de su discurso, le agradeció al Universo de la WWE. Afirmó que sin ellos, no existiría The Undertaker, mostrando respeto y gratitud frente a todos aquellos que lo amaron u odiaron durante su carrera como performer.

The Undertaker tuvo su ceremonia de inducción al Salón de la Fama
The Undertaker tuvo su ceremonia de inducción al Salón de la Fama

“La noche antes de WrestleMania 25 cambió mi vida para siempre”

The Undertaker se detuvo a agradecer a las personas que marcaron su vida. Personajes como The Godfather, Kane (su hermano en la WWE), Triple H y Paul Bearer estuvieron dentro de su discurso y les dedicó dos o tres minutos para agradecerles. También lo hizo con su familia: hijos y esposa. No obstante, hubo dos agradecimientos que sobresalieron.

El primero de ellos: Shawn Michaels. El motivo: la lucha que tuvieron en WrestleMania 25. Para los que no lo recuerdan, ambos batallaron por más de 50 minutos en una pelea que recibió cinco estrellas de valoración y para algunos es la mejor de todos los tiempos. A partir de de combate, la racha de Taker en WrestleMania llegó a un nuevo nivel.

“Todo cambió una noche antes de ese evento, Shawn. Cuando nos dijeron que teníamos 50 minutos para la pelea. Acordamos dar lo mejor de cada uno y te agradezco una vez más por esa pelea. Fue una de las mejores de mi vida y cambió mi carrera para siempre”, afirmó The Undertaker.

“Sin Vince McMahon no hubiese podido sobresalir”

Para nadie es un secreto la buena relación que existe entre Vince McMahon y The Undertaker. De hecho, Taker dijo lo siguiente: “Cuando en WCW me dijeron que no tenía el talento para hacerme un nombre en la lucha libre, Vince McMahon fue quien me rescató y me dio la oportunidad de crecer en esta industria. No habría un Undertaker sin Vince”.

No es casualidad que haya sido Vince quien realice la ceremonia de inducción para el deadman. Cuando este subió al ring, se dieron un abrazo que duró varios segundos. Minutos después, The Undertaker le agradeció por todo: “Gracias, Vince. Por ser la figura paterna que necesitaba luego de la muerte de mi padre, por darme consejos y siempre apoyarme con todas mis ideas. Sé que hubo momentos difíciles, pero seguimos adelante”.

La ovación que recibió The Undertaker al ser inducido al Salón de la Fama
El Comercio estuvo en Dallas para la inducción al Salón de la Fama de The Undertaker

“Mamá, lo hicimos”

Todos los integrantes del Salón de la Fama reciben un anillo. Esta es una tradición en los deportes de Estados Unidos. Como se recuerda, en la NBA se entregan anillos a los campeones. WWE no es ajena a esa corriente y The Undertaker mostró dicha joya frente al mundo. No obstante, lo hizo con un mensaje: “Mamá, lo hicimos”.

Un minuto antes de ello, Taker agradeció a su madre por apoyarlo en todos los momentos: “Gracias por animarme en los viajes, por apoyarme cuando estaba a punto de derrumbarme. Gracias a ti estoy parado aquí. Sé que sientes orgullo por mí, pero no tienes idea de lo orgulloso que estoy de ti. Nunca podré agradecerte por tanto”.

Es la primera vez que hemos podido observar a un Undertaker tan humano. Por momentos no pudo evitarlo y se mostró emocionado, sensible y con muchas emociones a flor de piel.

"Mamá, lo hicimos". El saludo de The Undertaker a su madre luego de ser inducido al Salón de la Fama.
"Mamá, lo hicimos". El saludo de The Undertaker a su madre luego de ser inducido al Salón de la Fama.

“Never say never”

Esta frase cerró el evento y dejó a todos perplejos. En el escenario, WWE puso cuatro atuendos característicos del ‘Enterrador’. Sin embargo, a lo largo de todo su discurso, nunca los usó para nada. Ni como referencia. Parecía que estaban de adorno o como una muestra del paso del tiempo. Símbolos nostálgicos.

No fue así. Al final del discurso, The Undertaker decidió coger un sombrero y un abrigo. Se lo puso dentro del ring y pronunció la frase que sacudió a todo el American Airlines Center: “Never say never” (nunca digas nuca). Con ello, todos se preguntaron si es que habría la posibilidad de ver una lucha más de Taker. Solo el tiempo lo dirá.

"Never say never", la frase que impactó a todos en la ceremonia de inducción
Desde Dallas, así vivimos la ceremonia de inducción al Salón de la Fama de The Undertaker

VIDEO RECOMENDADO

Becky Lynch - El Comercio
Desde Dallas, Leonardo Torres, periodista de Deporte Total, conversó con Becky Lynch en la previa al duelo frente a Bianca Belair en WrestleMania. Del mismo modo, se refirió a The Undertaker y Stone Cold Steve Austin.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más