Mafe Lovatón Espinel

Cuando Natalia Rivera estudiaba Derecho en la Pacífico nunca imaginó que su vida sería como lo es ahora. Con una personalidad fuerte y extrovertida, sin miedo a decir lo que pensaba, la peruana se abrió paso en un mundo donde las mujeres solo se hacen notar en la jaula o paseándose por el octágono con algún cartelito. En el 2015, cuando las artes marciales mixtas (MMA) entraron a su radar lo que empezó como una afición se convirtió en una pasión y hoy en día en una oportunidad para marcar la diferencia.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más