Solo un buen Royal Rumble puede augurar un gran WrestleMania. La edición 29 de la batalla real tuvo como gran ganador a Triple H. Él será quien luche en la pelea estelar del evento de lucha libre más grande de y del mundo. 

Paul Levesque, más conocido como Triple H, tiene diferentes responsabilidades en WWE. La empresa incluso destacó en video los minutos que vivió antes de participar en Royal Rumble: nervioso y ansioso. Y es que ahora él es el eje, pero no el único soporte. 

WWE por eso recuerda a los pilares de Royal Rumble: el evento que marca el inicio del camino que tiene como destino WrestleMania 32. Desde Roman Reigns hasta Charlotte, pasando por Deam Ambrose y Kalisto.

En una galería de fotos, WWE muestra el backstage de la batalla real. Los luchadores se preparan. Tienen minutos de concentración y relajo para luego volver cansados: ya sea derrotados o como grandes vencedores. 

Su misión es esa por estos días: ayudar a construir con gran esfuerzo WrestleMania 32. Con Royal Rumble se inicia la construcción de las rivalidades. Como la de Triple H y Roman Reigns, Charlotte y Sasha Banks, Bray Wyatt y Brock Lesnar, Dean Ambrose y el que venga. 

Por eso, WWE tiene que dejar presente la importancia de la batalla real.