running
running
Redacción EC

No hay mejor forma de afrontar la cuarentena por el coronavirus que buscando mantenernos con ánimo y activos. La necesidad es aún mayor en los runners, deportistas acostumbrados a gastar mucha energía al aire libre. Por ello, el doctor Jorge Tello, especialista del , recomienda seguir una rutina de ejercicios en casa.

En esta nota, el Dr. Tello propone cinco ejercicios ideales para este tiempo de aislamiento social, pues elevan la serotonina (sustancia química que genera sensación de bienestar) y disminuyen los niveles de cortisol (hormona que, en exceso, produce estrés). “Estos ejercicios ayudarán a los runners a mejorar la circulación y tonificar lo músculos”, añade el especialista.

Te recomendamos realizar cuatro series de diez a doce repeticiones de cada ejercicio. ¿Estás listo?

  • SOGA

Saltar la soga fortalece el tren inferior, algo fundamental para los runners, ya que ganan estabilidad y potencia para su regreso a las pistas. Al mismo tiempo, mejora la capacidad respiratoria, permitiendo una mayor oxigenación durante el running.

  • ESCALERAS

Otro ejercicio que trabaja el tren inferior. Agrega intensidad cargando un par de mancuernas en las manos (si no tienes, improvísalas con dos botellas con un litro de agua cada una).

  • ESCALERAS Y GOLPES

Para esta variante del ejercicio anterior, por cada escalón que subas debes dar un golpe de puño, cargando la mancuerna. Así, ejercitarás también el tren superior y mejorarás tu coordinación y agilidad.

  • LIGAS

Si cuentas con ligas (también llamadas bandas elásticas), podrás entrenar diferentes partes del cuerpo, como pectorales, hombros, tríceps y bíceps. La forma más sencilla de usarlas es colocando un pie en el centro de la banda y tirando con ambos brazos hacia arriba. Debido a que genera una tensión continua, este ejercicio te permitirá mejorar la precisión de tus movimientos en el running.

  • SENTADILLA EN UN PIE

También denominado ‘pistol’, este es un ejercicio muy exigente y completo, pues trabaja el tren inferior, te hace ganar fuerza y potencia, y mejora tu flexibilidad y postura corporal. ¿Cómo hacerlo? Párate en un solo pie, con toda la planta apoyada en el piso, y haz un sentadilla llevando la cadera hacia atrás, procurando que la rodilla del pie apoyado no se vaya hacia dentro. El pie que no apoyas debe mantenerse en paralelo al suelo.

Estos ejercicios te mantendrán en forma y te permitirán gastar, en solo media hora, toda la energía que tienes acumulada. En sus marcas, listos, ¡ya!